EN DIRECTO
Trastornos del sueño

La cama es para dormir... y para el sexo

 01:50  
El responsable de la consulta del sueño del Hospital Universitario de Canarias, Pedro Pérez.
El responsable de la consulta del sueño del Hospital Universitario de Canarias, Pedro Pérez.  delia padrón

Con colchón de látex, almohadas de plumas y edredón nórdico, cualquier cama puede resultar apetecible. Pero no todos disfrutan de sus sábanas. Algunos lo intentan, y dan vueltas incesantemente hasta que Morfeo (dios del sueño de la mitología griega) les hace caer en el mundo onírico. Otros caen en la ensoñación nada más cerrar los ojos, pero al día siguiente, por muchas horas que hayan dormido, sienten que aún necesitan más descanso. Además, están los que roncan. El responsable de la unidad del sueño del Hospital Universitario de Canarias, Pedro Pérez, ofrece las claves para pasar una buena noche: no comer antes de dormir, evitar la televisión y no leer

MARÍA PLASENCIA Los sueños son capaces, en ocasiones, de crear un mundo de fantasía, que en la mayoría de los casos provoca, al menos momentáneamente, una dispersión del mundo real que no siempre es agradable. Pero más allá de esa evasión mística, el sueño es uno de los hábitos más importantes para la salud. Dormir mal o poco son causas frecuentes de enfermedades, pero la mayor parte de la población apenas da importancia a ese descanso tan reparador como necesario.

El responsable de la consulta del sueño en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), Pedro Pérez, evita generalizar patologías del sueño y recomendaciones para mejorar el descanso porque cada paciente es un mundo, pero aporta una clave fundamental: asociar la cama al reposo. "La cama ha de ser un lugar fresco, así que debe usarse para lo que está: para dormir... y para el sexo, claro", asegura Pérez.
Así, el especialista recomienda no leer ni ver la televisión en la cama antes de intentar dormir, especialmente a aquellas personas que tienen dificultades para conciliar el sueño. "Una persona que no tiene esos problemas, puede leer un rato en la cama, pero a los que les cuesta, esa actividad no les beneficia", añade el médico.

Además, Pérez insiste en que "no debe ingerirse alimentos nada antes de dormir porque el proceso de la digestión dificulta el sueño y es recomendable hacer algo de ejercicio físico previo a irse a la cama". Así destierra los mitos de tomar un vaso de leche caliente cuando hay insomnio, "aunque seguro que hay otros remedios de la abuela que sí que funcionan", precisa el especialista médico.
Tres de cada diez, insomnes

Según los últimos estudios al respecto, el 30% de la población adulta del territorio nacional afirma que no descansa o tiene problemas para dormir y, según el facultativo del Hospital Universitario de Canarias, "la mayor parte está causado por problemas anímicos, depresión, estrés o ansiedad".

"Muchos de ellos ni siquiera le dan importancia al hecho de no poder conciliar el sueño", lamenta el especialista, aunque informa de que "el 40% de los adultos toma una pastilla para intentar dormir". Precisamente, asegura que la ingestión de este tipo de fármacos es contraproducente "porque sólo es efectiva durante unas semanas". "El organismo metaboliza las enseguida lo que las convierte en inservibles y por eso sólo se recomiendan ante estados de ansiedad concretos, tales como una enfermedad o el fallecimiento de un familiar", explica Pedro Pérez, quien asevera que "incluso he visto pacientes que se toman hasta cuatro pastillas".
La solución, por tanto, vendrá generada del diagnóstico que realizar un especialista. Las consultas del sueño en los dos hospitales canarios son un ir y venir de pacientes a los que sí les preocupa sobremanera su descanso, del orden del cuatro o cinco al día en el caso del HUC. Pero sólo consulta: a ello hay que sumar las pruebas y el seguimiento. "La lista de espera no es especialmente grande", asegura el facultativos, quien reconoce no obstante que "este área necesita más médicos,... aunque también son necesarios más alergólogos, hematólogos, digestivos".

Cabezaditas por las esquinas

Más compleja es la situación de personas que, aparentemente, no tienen dificultades de sueño, pero que no se sienten descansadas y a lo largo del día van durmiéndose casi en cualquier esquina. Este problema se denomina hipersomnia o excesiva somnolencia diurna y está altamente relacionado con la apena del sueño o pausas respiratorias.

La gravedad en este caso viene determinada, primero, por las patologías que pueden estar asociadas a esta situación (tales como enfermedades respiratorias) y segundo, "por las graves consecuencias que puede tener quedarse dormido de día", alerta el responsable de la consulta del sueño del HUC.

El médico asegura que "nos preocupan mucho este tipo de pacientes porque pueden tener un accidente. De hecho, en Estados Unidos el 15% de los siniestros de tráfico está relacionado con la hipersomnia".

Pérez explicó que la hipersomnia se produce porque "la apnea o la pausa respiratoria interrumpe la evolución del sueño" y argumentó que "en ese proceso hay tres fases: una primera de sueño ligero, en la que uno empieza a quedarse dormido; otra segundo de sueño profundo, que es el que se considera reparador, y una tercera fase denominada REM, en la que se producen las ensoñaciones".

"Si se interrumpe la primera fase, por ejemplo cuando el cuerpo intenta coger aire durante la apnea, no se permite la reparación que provoca la segunda fase", completa el especialista, quien reitera que "la persona despierta después de horas, pero no ha dormido el tiempo que el cuerpo necesita de sueño profundo". Otro de los grandes problemas de esta patología es que es muy difícil de diagnosticar: "el paciente no se queja de este tipo de cosas, normalmente es la pareja que se acerca a la consulta porque los ronquidos que provoca la apnea le impiden dormir". Aunque en los últimos tiempos se ha convertido en un término más familiar, lo cierto es que la apnea, que padece en torno al 17% de la población, no es fácil de descubrir.

"Necesitamos tener al paciente controlado durante toda una noche y analizar su comportamiento durante el sueño", afirma el facultativo del HUC, quien informa de que "en el caso de este hospital, estamos hablando de dos a cuatro camas, para una población de unas 400.000 personas". En cuanto al tratamiento, una vez que se detecta, y al igual que ocurre con el diagnóstico, depende de la persona. "Hay pacientes que se benefician de una cirugía y entonces comienzan a descansar toda la noche y a mejorar durante el día", comenta el especialista.
Fase REM, hasta despierto

Tampoco es fácil detectar la narcolepsia, una enfermedad neurológica que implica un cuadro clínico con mucha somnolencia diurna, ataques de cataplejia, en algunos casos, una alucinación hipnogógica o parálisis del sueño. En definitiva, se trata de procesos más propios de las fases del sueño, que deberían darse durante el descanso.

El problema de esta enfermedad, con una escasa prevalencia, es que "no se acude al médico pensando que es un trastorno del sueño, por ejemplo al confundir la cataplejia con ataques de epilepsia o síncopes, o a situaciones habituales: por ejemplo, ocurre que los niños se quedan dormidos en cualquier parte y los padres apenas le dan relevancia".

Hay más patologías asociadas al sueño, como el síndrome de piernas inquietas, "pero sólo pueden diagnosticarse con un estudio completo. "Además, hay que tener en cuenta la vida social y laboral del paciente, porque en muchas ocasiones lo complicado es conciliarla con su ciclo de sueño". Personas que duermen demasiado tarde y al día siguiente madrugan, personas que no tienen un turno fijo en el trabajo o personas con trastorno del ritmo circadiano (conocido como sueño cambiado) son ejemplos de esta dificultad.

En realidad, no es una patología del sueño en sí, pero como impide el descanso, el facultativo del HUC explica que "la recomendación es realizarse una propia agenda del sueño: plantear cómo dormiría si no tuviera nada qué hacer".

El erotismo, mejor en horizontal

Aunque los médicos especialistas de las unidades del sueño recomienden asociar la cama con el descanso, lo cierto es que no niegan que se trata de un lugar tan placentero como cómodo. En resumidas cuentas, leer o ver la televisión se desaconseja, pero no hay impedimentos cuando se trata de mantener una relación sexual. Pese a que el responsable de la consulta del sueño del Hospital Universitario de Canarias (HUC), Pedro Pérez, apenas entra a valorar esta cuestión, no titubea al afirmar que la cama también es para el sexo. Muchas personas deben asentir con la cabeza al escuchar esta afirmación, puesto que según numerosas encuestas los españoles optan por la cama a la hora de fijar su sitio preferido para sus momentos de erotismo.

En concreto, según la Federación Española de Sociedades de Sexología el lugar preferido con diferencia por el 94% de los españoles es la propia casa. El dormitorio es, sin duda, el sitio más utilizado (93%), seguido de la sala de estar (24%), del baño (13%) y, curiosamente, de la cocina (nueve por ciento). Entre los que prefieren ubicar sus encuentros amorosos fuera de casa, el coche es el lugar escogido por la mayoría de los consultados (11%), seguido muy de cerca por los hoteles u hostales (10%), la playa o el campo (8%) y, finalmente, la casa de algún amigo (4%). Además, las situaciones en las que se considera muy probable o bastante probable que se produzca el acto sexual son: una escapada de fin de semana (75%) sobre todo en el caso de los más jóvenes, pero también destaca la preferencia por que sea antes de dormir (63%) sobre todo para el sector comprendido entre los 35 y los 44 años y después de cenar fuera de casa (63%) y al levantarse un 24%. En el caso de estas tres últimas, la cama se mantiene como el lugar más idóneo.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya