PORTADA PDF
Canarios en el mundo

El encuentro con la patria de Neruda

 
El encuentro con la patria de Neruda
El encuentro con la patria de Neruda 

La poeta, narradora y ensayista Maribel Lacave dejó Canarias en 1998 por unas vacaciones en Chile, aunque el amor y la cultura de la patria de Neruda hicieron que ya no regresase de este país andino, en el que continúa su prolífica actividad literaria y de colaboración con diversas publicaciones americanas, españolas y saharauis. Con los años, ha vuelto a vivir en una isla, Quinchao, aunque aquí rodeada de aves exóticas y lobos marinos.

LA OPINIÓN | SANTA CRUZ DE TENERIFE Maribel Lacave recuerda cómo llegó a Chile de vacaciones en diciembre de 1998, con 47 años, invitada por un amigo chileno, profesor de Lingüística de la Universidad de La Frontera, con quien comparte su vida desde entonces. "Primero estuve viviendo cinco años en Temuco, capital de la región de La Araucanía –en la precordillera de Los Andes– y patria chica de Pablo Neruda, donde trabajé en un centro de mujeres y colaboré con varias comunidades mapuche".

Esta canaria también explica que, varios años después, tras "nuestras respectivas jubilaciones, nos vinimos al sur del mundo, a la isla de Quinchao, en el archipiélago de Chiloé. Vivimos a orillas del mar, en una playa casi virgen hasta la que llega nuestro bosquecito de arrayanes, una playa que compartimos con cisnes de cuello negro, delfines, lobos marinos y multitud de aves como nunca había visto antes", entre las que destaca los pelícanos, garzas, cormoranes, quetros, bandurrias o guayrabos.

Maribel se ha integrado plenamente en la vida de estas islas, tanto a nivel personal como literario y, desde hace un año, preside la Agrupación Cultural El Rodezno que reúne a artistas e intelectuales de la zona. Sin embargo, la adaptación al nuevo entorno no ha sido muy fácil y ha tenido que afrontar "dos obstáculos grandes para mi chilenización". Principalmente, "el estar tan lejos de la familia –mis dos hijos, mis cuatro nietos, mis hermanos– y de los amigos de siempre", pero también, el clima, porque Chiloé está bastante cerca del Polo Sur y su clima es muy frío y, sobre todo, muy lluvioso.

Lacave explica que la temperatura del mar no suele subir de los 5 grados centígrados en verano y "he tenido que aprender a convivir con granizos, escarchas, chimeneas y estufas. Pero, a pesar de eso, soy feliz en estas islas tan diferentes a las nuestras, aunque igual de entrañables". Sin embargo, Maribel es una enamorada de "este hermoso y extenso territorio de ensenadas, canales, lagos y una naturaleza casi virgen" y de su gastronomía, con una enorme variedad de mariscos, asados al palo y el famoso curanto al hoyo, que constituyen delicias únicas para los visitantes.

El archipiélago de Chiloé fue el último enclave español en América, aún mucho después de que Chile obtuviera su independencia, y está formado por unas cuarenta islas en las que, por ahora, Maribel es la única canaria. "Hasta acá han venido a visitarme algunos atrevidos amigos canarios, como el fotógrafo tinerfeño Damián Borges o la incansable gestora cultural Lorenza Machín de Fuerteventura. Con ellos me llega el sol y altas dosis de canariedad, aunque, ahora, la tecnología se ha convertido en la gran medicina para la nostalgia, pues puedo leer cada mañana los periódicos canarios, escuchar mi radio San Borondón y hasta hablar en videoconferencia con los amigos y la familia".
"Qué distinto de la situación por la que tuvieron que pasar nuestros emigrantes anteriores que, en la mayoría de los casos, perdieron para siempre el contacto con los que dejaron atrás. Llegaban a América en oleadas tremendas, en número que multiplica varias veces a los que llegan ahora a España y en todo tipo de embarcaciones, jugándose la vida y perdiendo muchas en el océano", evoca.

Además, Maribel recuerda que "cuando estuve investigando la historia de mi libro Los canarios del Lago Budi y todo el drama que esas familias tuvieron que soportar, no dejaba de pensar en los inmigrantes que llegan hoy en patera a las costas de Canarias, con los mismos sueños y esperanzas rotos".


Una vida entre letras

Maribel Lacave nació en las Islas Canarias en 1951 y pasó gran parte de su infancia en el desierto del Sahara. Colaboró en revistas de la oposición a la dictadura y fue cofundadora del Centro de la Cultura Popular Canaria. Gran parte de su obra ha sido recogida en antologías y muchos de sus poemas han sido musicalizados por cantautores españoles, latinoamericanos y africanos, como Nancy San Martín o Mary Carmen Mulet. Ha recibido numerosos premios literarios y, en 2007, publicó en Tenerife, con Ediciones idea, Los canarios del Lago Budi. Esta graduada social también es una luchadora por la independencia del Sáhara Occidental, a cuyo pueblo está destinada gran parte de su obra.

  HEMEROTECA

Especial Viajes y Destinos

Viajes y Destinos de vacaciones

Viajes y Destinos

Encuentra las mejores ideas para tus, escapadas de fin de semana, destinos nacionales, semana santa, viajes al extranjero.
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya