Portada PDF
Malasia

Los ecologistas rechazan crear un nuevo parque natural para tigres en la isla de Penang

 11:58  

Un grupo ecologista denunció hoy el plan para establecer un parque natural reservado a tigres en la turística isla de Penang en Malasia, argumentando que será demasiado caro y favorecerá la actividad de los cazadores furtivos.

EFE La Alianza para la Conversación de los Tigres teme que se convierta en una reserva como las de Guilin o Harbin en China, donde se ofrece a los turistas comprar animales vivos para lanzarlos a los hambrientos felinos.

Del negocio se lucran tanto los cuidadores como los furtivos, que adquieren los tigres que mueren por falta de alimento.

La organización conservacionista aseguró en un comunicado que Malasia ya dispone de más de cuarenta zoos y no necesita invertir millones de dólares en crear otro parque natural para impulsar el turismo en Penang.

Según los ecologistas, las autoridades "no se dan cuenta de que estos animales son muy caros, simplemente alimentarles cuesta más de 8.000 dólares por felino cada año".

Ese gasto aumenta el riesgo de que los responsables decidan vender a algunos animales a cazadores ilegales.

Malasia, cuyas junglas antaño acogieron enormes poblaciones de tigres, ahora dispone de apenas medio centenar de felinos en un puñado de reservas, cada vez más acorraladas por la deforestación y los furtivos.

La tala indiscriminada de árboles ha eliminado el hábitat natural de estos animales y en ocasiones les lleva a atacar a los seres humanos porque no encuentran alimento, como sucede en la vecina Indonesia.

El centro operativo del negocio del tráfico ilegal de animales exóticos en el Sudeste Asiático está en Bangkok, donde los ejemplares son vendidos a intermediarios de China, que importa de forma ilegal decenas de miles de ejemplares vivos y cientos de miles de cadáveres, advierte el Fondo Mundial para la Naturaleza.