Proyecto solidario

Intelectuales y artistas unen fuerzas en la lucha contra el trabajo infantil

04.06.2008 | 16:20

La lucha contra el trabajo infantil ha unido hoy las voces y el activismo de los Premios Nobel de la Paz, Mohammad Yunus, y de Economía, Bob Geldof, a los cantantes Bob Geldof y Alejandro Sanz, y al actor Imanol Arias en torno a la campaña "Juntos podemos" de la Fundación Telefónica.

A través del programa "Proniño", esta fundación ha beneficiado a 65.951 menores y a sus familias en 13 países de Latinoamérica, y se ha marcado el objetivo de llegar hasta 100.000 a finales de este año y "el de que algún día todos los niños y las escuelas estén conectados por la red", ha señalado Javier Nadal, vicepresidente de esta Fundación.

"Cuando una mujer empezaba a ganar dinero lo primero que hacía era traer a casa a sus hijos, que había prestado a los ricos para que trabajaran a cambio de comida", ha explicado el Premio Nobel de la Paz, Mohammad Yunus, que ha detallado cómo ayudando a las mujeres -analfabetas- a través de microcréditos, se da la oportunidad a sus hijos de integrar una generación escolarizada.

De esta forma Yunus ha destacado que las actividades de subvención a las familias sin recursos pueden ayudar a combatir las desigualdades y el problema del trabajo infantil, y ha elogiado el programa "Proniño" como un modelo de ayuda al desarrollo de las sociedades a través de la educación.

"Si podemos crear un entorno que fomente el aprendizaje, quizá ya no habrá más problemas en el mundo", ha añadido.

Para el cantante y activista Bob Geldof, "el problema no es el trabajo infantil, sino que la pobreza está de sobra en el siglo XXI" y ha apostado por combatirla a través de la educación, pero sin olvidar que "los pobres siempre tienen hambre" y "que morirse en un mundo donde hay superávit es repugnante".

La estrella del pop ha animado a "tomar en serio" estas causas, "porque no lo vamos a conseguir si no nos comprometemos", y ha elogiado la labor de este proyecto "porque no sólo alivia los síntomas, sino que se encarga también de las familias y del entorno" donde viven los niños a los que beneficia.

También desde el mundo de la música Alejandro Sanz se ha comprometido a propagar "la epidemia de la solidaridad" y ha explicado que éste es también el objetivo que se han marcado un grupo de cantantes latinos que se han unido "con la sensación de que podemos hacer algo y marcar la diferencia".

"Los cambios son difíciles, pero el cambio social está dentro de nuestra naturaleza", ha resumido así el actor y embajador de Unicef Imanol Arias, quien mostró su compromiso con la lucha por la desigualdad, que, explicó, permite que una vaca en Europa reciba una subvención de dos euros al día, mientras que muchos niños viven con menos de un euro.

"Mantener con vida a un niño cuesta 140 euros al año, 12 euros al mes y 40 céntimos al día, la mitad de lo que cuesta un café según el presidente del Gobierno", ha bromeado el actor durante su intervención, en la que ha recordado que "en África un grifo es la vida, la escuela la dignidad y el desarrollo el futuro".

El Premio Nobel de Economía 2001 ha asegurado que el programa "crea nuevas oportunidades para el futuro de estos niños de Latinoamérica, con un modelo educativo que favorece una mayor conciencia social a este problema".

El presidente de Telefónica, César Alierta, mostró su compromiso en la lucha "contra una lacra que conculca los derechos esenciales de la infancia, lo que es moralmente inaceptable".

"Cuando sea grande quiero ser maestra, presidente o feliz", son los deseos de algunos de los niños que han expresado en un vídeo que ha cerrado este acto solidario.

Enlaces recomendados: Premios Cine