Investigación

Un estudio confirma un vínculo entre las inflamaciones crónicas y el riesgo de cáncer

03.06.2008 | 12:08

Las inflamaciones estomacales crónicas pueden dañar el ADN y aumentar el riesgo de cáncer, según dos estudios realizados por científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y divulgados hoy por la revista Journal of Clinical Investigation.

La publicación indica que los investigadores descubrieron en esos estudios que las inflamaciones crónicas aceleraron la formación de tumores en ratones que carecían de la capacidad de reparar su propio ADN.

"Era algo que se esperaba, pero que hasta ahora no se había probado formalmente", señaló Lisiane Meira, investigadora del Centro de Ciencias Ambientales y de la Salud (CEHS) en MIT.

Los trabajos sugieren que las personas que tienen una capacidad reducida de reparar su ADN podrían ser más susceptibles al cáncer vinculado a las inflamaciones crónicas, incluyendo la colitis ulcerante, añadió.

Según los científicos, durante una reacción inflamatoria a la infección, las células de inmunización liberan oxígeno y nitrógeno reactivos que pueden dañar el ADN.

En circunstancias normales, el daño podría ser reparado por los sistemas del cuerpo. Sin embargo, si ese sistema no funciona adecuadamente, las lesiones pueden causar mutaciones y cáncer, según el estudio.

Cada individuo tiene diversos niveles de eficacia para sus sistemas de reparación del ADN, algo que podría ayudar a los médicos a determinar qué pacientes pueden ser más susceptibles al cáncer inducido por las inflamaciones crónicas, afirma el estudio.

"Esa variación podría influir en la susceptibilidad de cada individuo y en la forma en que responde a esa inflamación crónica", manifestó Leona Samson, autora principal del estudio y directora de CEHS.

Enlaces recomendados: Premios Cine