Toros

Cayetano se prepara para su debut en Las Ventas

03.06.2008 | 18:02

A falta de un día para que el diestro Cayetano Rivera afronte una tarde clave en su carrera, su debut y confirmación de alternativa en Las Ventas, la expectación en torno a él y a la corrida ha provocado que el 4 de junio sea uno de los días de mayor interés de la temporada madrileña.

Un festejo especial por tratarse además de la tradicional corrida de la Beneficencia, y para el que se ha configurado un cartel de relumbrón con los diestros José Antonio "Morante de la Puebla" y José María Manzanares, con toros de Núñez del Cuvillo.

A sus 31 años, Cayetano se enfrentará mañana a un importante reto, superar el riguroso examen al que será sometido por el exigente público de Madrid, para que sus actuales credenciales como figura del escalafón de matadores se ratifiquen con un sonado triunfo en la plaza más importante del mundo, Las Ventas, de la que dicen pone a cada torero en su lugar.

Este diestro, nacido en Madrid, representa uno de los casos más sorprendentes del panorama taurino de los últimos años. Y no sólo por sus antecedentes familiares, pues proviene de tres legendarias dinastías de toreros - Rivera, por vía paterna, y Ordóñez y Dominguín, por la materna-, sino por su repentina y tardía vocación.

La primera vez que actuó en público fue a los 26 años en un festival celebrado en Zahara de los Atunes (Cádiz), localidad natal de su padre, Francisco Rivera "Paquirri", el 12 de abril de 2003, con su hermano mayor Francisco Rivera Ordóñez y su primo José Antonio Canales Rivera en el cartel.

A partir de ese día, y de la mano de su tío político, el matador de toros Curro Vázquez, quien comenzó a desarrollar su ilusionante carrera ejerciendo las labores de apoderado, empezó para Cayetano una nueva vida ligada al mundo del toro.

Se vistió por primera ver de luces, ya con picadores, el 26 de marzo de 2005 en La Real Maestranza de Ronda, tierra muy ligada a "los Ordóñez", junto a Francisco Rivera Ordóñez y Juan Antonio Ruiz "Espartaco".

No obstante, y a pesar de su corta pero intensa trayectoria taurina, Cayetano ha sido partícipe de momentos relevantes en la historia del toreo contemporáneo.

Debutó con triunfo en Sevilla en la tarde del repentino adiós a los ruedos de José María Manzanares, el 1 de mayo de 2006; tomó la alternativa cuatro meses después en Ronda, en el cincuenta aniversario de la tradicional corrida Goyesca en mano a mano con su hermano Francisco; y formó cartel histórico en la reaparición de José Tomás en Barcelona, de la que también salió triunfador.

Su popularidad lejos de los ruedos, por sus incursiones como imagen publicitaria o modelo de la firma "Armani", han despertado críticas, poniendo en ocasiones en jaque su credibilidad como torero a tener en cuenta.

Críticas que silencia con triunfos en plazas tan importantes como Valencia, San Sebastián, Zaragoza, Salamanca, Bilbao -donde se despidió como novillero matando seis utreros en solitario-, además de las mencionadas Sevilla y Barcelona, entre otras.

Mañana es la tarde clave.

Cayetano pisará de luces el ruedo de Las Ventas por primera vez para confirmar doctorado con dos toreros que "mandan mucho" en la actualidad y ante los que no se puede bajar la guardia. Es más, debe suponer un esfuerzo añadido y un compromiso más importante para el torero que se presenta, y tendrá que superar la dura evaluación a la que será sometido por el aficionado madrileño.

Enlaces recomendados: Premios Cine