14 de mayo de 2018
14.05.2018
Entrevista | Adrián Montes de Oca

"Ya no solo se busca lo bueno, sino lo excelente; cada año es más difícil"

"Debemos aprender de las murgas infantiles por su ilusión y ganas" afirmó el murguero

14.05.2018 | 04:00
"Ya no solo se busca lo bueno, sino lo excelente; cada año es más difícil"

Adrián Montes de Oca comenzó por casualidad en el mundo del Carnaval. Sí tenía afición por la música, que le viene de familia, ya que su padre y su abuelo son músicos. Tanto es así, que su abuelo incluso fue director de bandas, tanto en La Palma como en Tenerife. Una herencia que ha conservado. En 2007, por medio de amigos del instituto, terminó en un ensayo de una murga y le surgió el amor a primera vista. Desde entonces, no ha dejado de salir en varias murgas del Norte, como han sido Irónicos, Puertopotras o Bellacas, ya sea como componente o director musical. En el pasado Carnaval de Santa Cruz de Tenerife estuvo con los Chinchosos.

¿Qué es más difícil, conseguir una buena letra o ponerle buena música a una letra?

Pienso que lo difícil es conseguir un buen equilibrio entre letra y música, porque una buena letra mal cantada pasa desapercibida dentro del concurso. Y una mala letra bien cantada deja al descubierto todas las carencias literarias de la letra en sí. Lo que sí está claro es que cada año el Carnaval es más exigente con las letras, por lo que los letristas se tienen que esforzar más.

¿El pasodoble se ha convertido en un recurso fácil para la murga?

Si al final del año no has terminado el repertorio, tirar de un pasodoble ayuda a que concluyas a tiempo. Nunca me he visto en la tesitura, pero un pasodoble es más sencillo a la hora de montarlo y cantarlo.

¿Los directores musicales son los niños mimados de las murgas?

Pues ahí no estoy del todo de acuerdo: sí y no. Sí porque si la murga lo hace bien, enseguida llegan los elogios, pero también cuando la murga no llega al nivel esperado, el primer cabeza de turco suele ser el director musical. Tanto dentro como fuera de la murga, las primeras críticas son para él. Es como en el fútbol: si el equipo va mal, destituyen al entrenador. No quitan a los jugadores. Si lo haces bien, el trato es favorable, pero como lo hagas mal, no hay remordimientos en decirte que no cuentan contigo para el año siguiente.

¿Cuál considera que ha sido su mejor tema? ¿Y alguno que no sea suyo?

Siempre considero que lo último que he hecho es lo mejor y espero que lo que venga sea capaz de superarlo. Me gusta mejorar, aprender y pensar siempre en lo que viene. Un año, en Puertopotras, que salimos 28 personas, fue complicado, pero con un buen repertorio. Un tema era Las boxeadoras, de Javier González, y el otro, Las restauradoras, de Maikel Acevedo. Fue un año especial en el que conseguimos un segundo premio de interpretación en el Concurso de Murgas del Norte, en 2013. Son los dos temas que guardo en la memoria.

¿El Carnaval es cada vez más profesional?

Sí, totalmente, porque el nivel de exigencia en todos los sentidos es superior, cada vez va a más. No vale solo con hacer un show; hay que hacer algo especial. Ya no sólo se busca lo bueno, sino lo excelente, y cada año se hace más difícil.

¿Qué es más fácil: trabajar con voces infantiles o adultas?

Todo depende del grupo que tengas y de las actitudes para cantar. Puede que te cruces con un grupo de adultos muy buenos (oído, voz), lo mismo puede suceder con los niños. La diferencia es que los niños tienen mucha ilusión y ganas, y esto es algo que debemos aprender de las murgas infantiles. Quizás en los adultas se ve más cansancio: lo niños desprenden ilusión.

En el pasado Carnaval, se habló mucho de la evolución de Chinchosos ¿Qué se siente al ver reconocido su trabajo?

Siento agradecimiento total a cada uno de los componentes de Chinchosos, porque, al fin y al cabo, los directores musicales no somos sino locos con una guitarra y dependemos de que el grupo responda. Para mí lo importante es el grupo y verdaderamente les agradezco que lo hayan hecho como lo hicieron. Porque gracias a ellos, hoy me estás haciendo esta entrevista.

Ahora mismo, ¿se puede considerar que eres el director musical de moda?

Pues la verdad es que estoy teniendo suerte, ya que este año me han avisado varias murgas para contar conmigo en sus proyectos. Me he visto diciendo que no, lo que nunca antes. Me veo que no tengo tiempo real para poder abarcar todo. Agradecido e ilusionado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine