25 de abril de 2018
25.04.2018

Una ordenanza de Santa Cruz prohíbe espantar a las palomas en los parques

La normativa municipal de Policía y Buen Gobierno incluye un apartado específico para los parques y jardines, con numerosas prohibiciones

25.04.2018 | 18:33
Palomas en el parque García Sanabria, en Santa Cruz.

Desde hoy mismo, agentes de la Policía Local, de paisano, vigilarán los parques de Santa Cruz para sancionar a todo aquel que incumpla las ordenanzas municipales. "Irán a saco", según lo ha manifestado el propio alcalde, el nacionalistas José Manuel Bermúdez. Entre las normativas que se deberán respetar a rajatabla se encuentra la ordenanza de Policía y Buen Gobierno, que recoge una apartado específico sobre los parques y jardines de la capital.

Según dicha norma, está prohibido hasta espantar a las palomas, aunque la concejal de Seguridad, Zaida González, del PP, ha señalado que no se llegará hasta el punto de multar a los padres de los niños que corren detrás de estas aves, consideradas, además, como una plaga. Eso sí, para el resto de artículos no habrá perdón que valga.

Especies vegetales. Se prohibe cualquier tipo de manipulación sobre árboles y plantas; caminar por zonas ajardinadas acotadas; pisar el césped, introducirse en él y utilizarlo para jugar, reposar o estacionarse sobre él; cortar flores, ramas o especies vegetales; depositar, aunque sea de forma transitoria, materiales de obra sobre los alcorques de los árboles o verter en ellos productos tóxicos; arrojar en zonas ajardinadas basuras, residuos, cascotes, piedras, papeles, plásticos, grasas o productos cáusticos o fermentables, así como cualquier otro elemento que pueda dañar las plantaciones; y encender fuego. Asimismo, está prohibido talar, podar, arrancar o partir árboles; grabar o arrancar sus cortezas; clavar puntas; atar a los mismos columpios, escaleras, herramientas, soportes de andamiaje, ciclomotores, bicicletas, carteles o cualquier otro elemento; y trepar o subir a los mismos.

Especies animales. Se prohibe cazar cualquier animal, así como espantar a las palomas, pájaros y cualquier otra especie de aves o animales, perseguirlos o tolerar que los persigan perros y otros animales; pescar, inquietar o causar daño a los peces, así como arrojar cualquier clase de objetos y desperdicios a los estanques y fuentes; y la tenencia de utensilios o armas destinadas a la caza de aves u otros animales, como tiradores de goma, cepos o escopetas de aire comprimido.

Perros. Los perros deberán ir conducidos por personas y con correa, salvo en las zonas acotadas para ellos, evitando causar molestias, acercarse a los juegos infantiles, penetrar en el césped, en los macizos ajardinados, en los estanques o fuentes, y que espanten a las palomas, pájaros y otras aves.

Tranquilidad. La práctica de juegos o deportes solo se podrá realizar en las zonas acotadas.

Bicicletas y motos. Las bicicletas y motocicletas solo podrán transitar en las calzadas donde esté expresamente permitida la circulación de vehículos. Los niños de hasta diez años podrán circular en bicicleta por los paseos interiores de los parques, siempre que la escasa afluencia de público lo permita y no causen molestias a los demás usuarios del parque.

Mobiliario urbano. El mobiliario urbano existente en los parques, como bancos, juegos infantiles, papeleras, farolas, fuentes, elementos decorativos o esculturas, deben mantenerse en el más adecuado y estético estado de conservación. Los causantes de su deterioro o destrucción no solo serán multados sino que también serán responsables del resarcimiento del daño ocasionado, abonando la correspondiente indemnización. Lo mismo ocurrirá con las especies vegetales y animales.

Fuentes. En las fuentes decorativas, surtidores o bocas de riego no se permitirá beber, utilizar el agua de las mismas, bañarse o introducirse en sus aguas, así como practicar juegos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine