12 de abril de 2018
12.04.2018

Santa Cruz iniciará en 2019 en Ofra la construcción de la nueve sede central de la Policía Local

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife recupera el proyecto que se anunció hace ya más de 11 años

13.04.2018 | 12:39
Futura sede de la Policía Local de Santa Cruz en Ofra.

Las obras supondrán una inversión de entre 12 y 14 millones de euros

La construcción de la nueva sede central de la Policía Local de Santa Cruz en el barrio de Ofra, un proyecto que lleva más de 11 años guardado en un cajón, se iniciará en 2019. Así lo anunció este jueves, 12 de abril, el alcalde de la capital, el nacionalista José Manuel Bermúdez, quien informó de que el Ayuntamiento ya ha iniciado el expediente que permitirá impulsar las obras.

El futuro inmueble, de unos 5.000 metros cuadrados, acogerá todos los servicios y grupos operativos policiales concentrados en la actualidad en la avenida Tres de Mayo, en el edificio La Financiera, y este, cuya reforma se iniciará este mismo año, se convertirá en la sede de Protección Civil. La construcción de la futura comisaría de Ofra costará entre 12 y 14 millones de euros y casi triplicará la superficie de la instalación policial actual.

El alcalde explicó que ha llegado el momento de construir este edificio, pues el de Tres de Mayo ya se ha quedado muy pequeño. "Con esta obra pretendemos responder a las exigencias logísticas de un cuerpo del siglo XXI y a las necesidades de seguridad de la población de la capital. Sin duda, con la futura sede mejorará la atención que se presta al ciudadano", manifestó.

El nuevo inmueble se ubicará frente a la avenida Príncipes de España, en el solar municipal situado junto al centro de Salud y que en la actualidad es utilizado como zona de aparcamiento. Al respecto, el regidor chicharrero aseguró que se buscarán alternativas de estacionamiento en la zona, "pues tenemos otros solares municipales próximos a este que se podrían habilitar para tal fin".

El edificio contará con tres plantas superficiales y tres niveles de sótano, "evitando de esta manera un impacto no deseado", según apuntó la primer teniente de alcalde y concejal de Seguridad, Zaida González, del PP. Esta indicó que la planta baja acogerá un amplio vestíbulo en la zona central del inmueble, donde se ubicarán el control de acceso, la conserjería y las oficinas de atención al ciudadano. Asimismo, esta planta contará con un salón multiuso, divisible en dos salas, que pueden emplearse para los servicios de Academia, Educación Vial y otras funciones análogas.

Con acceso por una entrada exclusiva, la planta dispondrá de servicios de vigilancia, control y atención al ciudadano las 24 horas, además de dependencias de atestados, objetos perdidos e intervención de armas. En este nivel y en el exterior, el edificio tendrá un aparcamiento de 1.400 metros cuadrados, que se suma a los tres niveles de sótanos para el parque móvil de la Policía. En estos también se situará el gimnasio y los vestuarios.

La primera planta acogerá las dependencias de cinco unidades operativas, con el área de Instrucción y Revista con una capacidad útil para un volumen de 130 funcionarios policiales. La segunda planta irá destinada a las dependencias de la Jefatura de Policía y las unidades anexas a esta área de mando, incluyendo el espacio destinado al servicio de gabinete de crisis. "El edificio está preparado para futuras ampliaciones y también estamos pensando instalar una moderna sala de control de tráfico", dijo González.

Por su parte, el edil de Hacienda, el nacionalista Juan José Martínez, explicó que lo que se inicia ahora es la actualización del proyecto de este edificio, que fue aprobado en 2007. La previsión es que las obras se liciten e inicien el próximo año. Una vez que estas comiencen, tendrán una duración de 36 meses. "La idea es que en el próximo mandato ya tengamos nueva sede", añadió.



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine