12 de enero de 2018
12.01.2018

La CEOE denuncia que la burocracia impide construir viviendas en la capital

El presidente de la Confederación Provincial de Empresarios celebra las rebajas fiscales aprobadas por el Ayuntamiento pero pide que se facilite la inversión

12.01.2018 | 23:12
Un momento de la reunión celebrada este viernes entre el Ayuntamiento y la Junta Directiva de la CEOE.

La Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (CEOE-Tenerife) denuncia que el exceso de burocracia y de legislación impide construir nuevas viviendas en la capital chicharrera, "a pesar del claro déficit existente". Así lo manifestó este viernes el presidente de la patronal, José Carlos Francisco, tras una reunión que mantuvo con el alcalde de Santa Cruz, el nacionalista José Manuel Bermúdez, sobre las nuevas rebajas fiscales aprobadas por el Ayuntamiento.

Francisco celebró que el Consistorio chicharrero apueste por reducir los tributos en el municipio, en concreto, el ICIO ( Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras), "medida que convierte a Santa Cruz de Tenerife en la capital de provincia con menor carga fiscal por este tributo de toda España", pero también aprovechó para lamentar que "el exceso de burocracia impide que nos podamos beneficiar de manera adecuada de estas rebajas" y que se pueda invertir en la ciudad.

"Esta es nuestra única queja y así se lo hemos manifestado al alcalde, aunque sabemos que este es un asunto que trasciende al propio Ayuntamiento de Santa Cruz y a los colores políticos que lo gobiernes, e implican a otras administraciones", añadió.

El presidente de la CEOE-Tenerife informó de que muchos empresarios quieren licencias para construir viviendas en la capital y para invertir en diferentes proyectos, "pues el déficit es claro", pero, y según explicó Francisco, los trámites burocráticos y la complicada legislación dificultan o impiden que los proyectos se conviertan en realidad.

En este sentido, el alcalde de Santa Cruz aseguró que el Ayuntamiento chicharrero está trabajando para reducir la burocracia y mejorar la modernización electrónica en la Corporación, de manera que los vecinos y las empresas no tengan que desplazarse para realizar sus gestiones y de manera que desaparezca el papel y los trámites sean menos.

"Estoy convencido de que estamos en el camino adecuado y pronto comunicaremos importantes avances en este sentido, con el objetivo de favorecer la inversión y de hacer la vida más cómoda a los ciudadanos. Los resultados se irán viendo progresivamente. Pero también hay que tener en cuenta que la normativa existente es muy farragosa y existen interpretaciones de varias administraciones que dificultan la inversión", agregó José Manuel Bermúdez.

El regidor chicharrero indicó que el Ayuntamiento "tiene claro" que la mejor manera de generar economía y crear empleo es favorecer la inversión y que, en consecuencia, "ha de dar facilidades a las pequeñas y medianas empresas para desarrollar su actividad". El alcalde destacó que la política municipal se basa en la reducción de impuestos y de la burocracia y en el incremento de la inversión y de la seguridad jurídica.

Con respecto a la reforma fiscal aprobada por el Ayuntamiento de Santa Cruz en 2017 y que entró en vigor el 1 de enero de este año, el concejal de Hacienda, el nacionalista Juan José Martínez, que también asistió a la reunión, recordó que esta supondrá un ahorro para los vecinos de 4,8 millones de euros, una cifra que aumenta hasta los 6,8 millones en lo que va de mandato.

Esta rebaja fiscal se sustancia en la modificación de cuatro ordenanzas municipales de naturaleza tributaria y afecta al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (rodaje), Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía), y de la Tasa de Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos (basura).

Asimismo, el Consistorio chicharrero ha aprobado la bonificación de la cuota íntegra del ICIO (Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras) hasta el 95% para todos los proyectos que se declaren de utilidad municipal por circunstancias sociales, culturales, histórico-artísticas o de fomento del empleo. También se fija de manera indefinida el tipo general de dicho tributo en el 1,8% frente al 4% de media nacional. Con esta medida, ha dicho el edil, se ofrece un estímulo muy competitivo al sector de la construcción, a la actividad de restauración de inmuebles y a los particulares que deseen emprender obras de rehabilitación en viviendas o locales de su propiedad.

Estas novedades tributarias para 2018 se suman a las distintas reformas fiscales que ha ido acometiendo el Ayuntamiento en los últimos años y que incluyeron la bonificación del 3% por domiciliación de recibos, la reducción de los tipos impositivos en el IBI; en el IVTM y en el ICIO, así como la eliminación de tasas de tramitación de documentos.

Por otra parte, y en relación a la anulación del Plan General de Ordenación (PGO) de Santa Cruz de Tenerife por parte de la Justicia, el presidente de la CEOE señaló que los empresarios están más tranquillos porque el Ayuntamiento ha garantizado la seguridad jurídica hasta que resuelva el Tribunal Supremo y hasta que se redacte el nuevo plan. Pero José Carlos Francisco también aprovechó para señalar que el PGO "ha sido desde 2000 una desgracia para Santa Cruz".

Asimismo, aprovechó para celebrar que ya haya inversores, "algunos de los cuales han asistido a esta reunión", que estén tramitando sus expedientes con la nueva Ley del Suelo, "para lo que el Ayuntamiento capitalino se está mostrando muy diligente en este sentido".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine