07 de diciembre de 2017
07.12.2017

El 60% del agua que Emmasa suministra a Santa Cruz será desalada a partir de 2019

El Ayuntamiento aprueba la autorización que permitirá a Sacyr iniciar el próximo año la ampliación de la estación de Cueva Bermeja, con una inversión de 8 millones

08.12.2017 | 01:00
Instalaciones de la desaladora de Santa Cruz de Tenerife.

El concejal de Servicios Públicos destaca que la obra facilitará "mantener congelada" la tarifa del agua

Sacyr Vallehermoso, socio mayoritario de Emmasa (Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz de Tenerife), iniciará a principios del próximo año la ampliación de la desaladora de la capital, con una inversión de ocho millones de euros. Una vez acabadas las obras, que durarán 16 meses, el 60% del agua que Emmasa suministra a Santa Cruz será desalada, porcentaje que en la actualidad se sitúa en el 42%.

El concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento chicharrero, Dámaso Arteaga, destaca que "la ampliación de la desaladora permitirá mantener congelada la tarifa del agua en el municipio en los próximos años". El hecho de que dependamos menos de los precios privados del agua de galería favorecerá que no tengamos que subir los recibos", indica el edil.

Precisamente, la Junta de Gobierno del Consistorio capitalino aprobará el lunes la autorización que permitirá a la multinacional ejecutar los trabajos de la desaladora, situada en Cueva Bermeja, "por lo que estos comenzarán de manera inmediata". El concejal nacionalista explica que "se liberarán al año más de 80.000 metros cúbicos de agua que se obtienen de las galerías de la Isla", es decir, 80 millones de litros, lo que equivale a unas 32 piscinas olímpicas. "Al día, serán unos 7.500 metros cúbicos los que se liberen", añade Dámaso Arteaga.

Producción diaria
Este informa de que la producción diaria de agua en Santa Cruz gira en torno a los 47.830 metros cúbicos. De pozos propios son 4.627 metros cúbicos (10%); de pozos de galerías, 23.095 (48%), y de la desaladora, 20.108 (42%). Con la ampliación de la desaladora, el agua de los pozos de galerías solo alcanzará el 30% (14.403 metros cúbicos) y el agua desalada llegará al 60% (28.800 metros cúbicos).

El edil de Servicios Públicos recuerda que en 2016 el suministro de agua a Santa Cruz de Tenerife alcanzó los 17,4 millones de metros cúbicos, de los que 7,3 fueron agua desalada; 8,4 millones fueron agua de pozos de galería, y el resto, 1,6 millones de metros cúbicos, de pozos propios.

En concreto, la Junta Local de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz autorizará el lunes al grupo empresarial Sacyr Vallehermoso la ejecución de la primera y segunda fase de la ampliación de la desaladora. "Todavía quedaría por llevar a cabo una tercera y una cuarta fase, pero eso será más adelante, actuaciones con las que los porcentajes mencionados se incrementarán aún más", apunta Dámaso Arteaga.

La primera y segunda fase de este proyecto consisten en ampliar la capacidad de producción de los tres bastidores actuales de la desaladora a 9.600 metros cúbicos al día. Con ello, la planta de Cueva Bermeja tendrá una producción nominal de 28.800 metros cúbicos al día, sobre los 21.000 metros cúbicos diarios actuales.

"Para incrementar la producción de los tres bastidores, se aumentará el número de tubos (membranas) instalados y se llevará a cabo la implantación de nuevos recuperadores de energía, usando sistemas de cámaras isobáricas. Para todo ello, además de modificar las instalaciones existentes, se construirán nuevos pozos de captación, quedando 13 pozos operativos, con el fin de obtener el agua de mar necesaria para poder producir los 28.800 metros cúbicos al día", manifiesta el responsable del área de Servicios Públicos en el Ayuntamiento.

El concejal nacionalista señala que el proyecto de ampliación de la desaladora de la capital ya cuenta con los informes favorables de todos los organismos implicados, como el Consejo Insular de Aguas, la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife y la Cotmac (Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias).

"Esta es una obra muy importante para la ciudad, pues nos permitirá contar con una mayor autonomía a la hora de disponer de agua. Ya no dependeremos tanto de los precios privados de las galerías, lo que, insisto, nos permitirá mantener congelada la tarifa del agua durante los próximos años. Los ciudadanos y el Ayuntamiento de Santa Cruz se verán muy beneficiados por esta actuación", manifiesta el edil.

Calidad
Asimismo, el concejal nacionalista Dámaso Arteaga quiere dejar claro que "seguiremos manteniendo la misma calidad del agua". "Santa Cruz de Tenerife, afortunadamente, y a diferencia de otros municipios de la Isla y de Canarias en general, no está teniendo dificultades de abastecimiento y de calidad del agua. Y así continuaremos", añade el responsable de Servicios Públicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine