Atletismo IV Maratón Internacional de Santa Cruz de Tenerife

A ritmo de récord

Ortigosa, Logan y Miereczko establecen nuevas plusmarcas en los 42 y 21 kilómetros, mientras que Arnay se acerca a la de Aroa Merino. La Carrera Popular, al variar al trazado, mejora sus registros

13.11.2017 | 01:28
Cristóbal Ortigoso, en los últimos metros del Maratón.

Santa Cruz de Tenerife vivió ayer la edición más rápida de sus carerras de 42, 21 y Popular. Si bien es cierto que esta última ha variado su recorrido, recortándose en unos centenares de metros por el traslado del arco de salida, lo cierto es que el promedio de los ganadores, Jonay González y Carlota González, fue muy bueno y también hubiesen batido el crono del recorrido anterior de 8.000 metros.

El polaco Maciel Miereczko fue el primero en inscribir su nombre en el palmarés de los 42 kilómetros y su crono permaneció vigente dos ediciones (en 2015 ganó Ángel David Martín, pero sin récord). Miguel Ángel Vaquero, conveleciente de una lesión y presente ayer para presenciar la carrera, rebajó su marca en tres minutos, pero ayer Cristóbal Ortigosa le dio otro bocado al tiempo para dejarlo en 2h.2746, casi siete mimnutos menos que el primer récord. En chicas, el bajón ha sido mayor aún. de 3:h19.28 que hizo Tere Linares se bajó a 3h.08.00 de Sonia Prieto y la británica Sheena Logan lo dejó en 3h.01.39. En cuatro años, casi 20 minutos menos.

En el Medio Maratón, hubo triunfos de grandes corredores locales como Roberto Vera, Nacho Martín y Miguel Ángel Vaquero, pero nuevamente el polaco Miereczko pidió paso para dejar un crono de calidad: 1h.11:02. Este año se corrió tanto que los tres del podio batieron el récord que poseía Vaquero desde 2015.

¿Y qué decir de las féminas? Aroa Merino, una de las mejores fondistas de España en la actualidad, sigue manteniendo su récord inmaculado (1h16:59). Pero una atleta como Marta Arnay, con un grandísimo margen de mejora ha dejado un recado para el futuro. Con 1h.18:37, la atleta del Cea Tenerife 1984 ha demostrado que los 21 kilómetros no se les hacen largo y que las carreras de fondo, siendo ella una atleta de pista de 1.500 o 5.000 metros y de campo a través, no se le dan para nada mal.

Las cifras de la cuarta edición son elocuentes. de los 2.626 atletas que tomaron la salida -tomando como fuente a Top Time Eventos-, 2.539 llegaron a la meta lo que deja una tasa de abandonos bajísima de 87 corredores (44 en el maratón, 19 en el Medio Maratón y 24 en la Carrera Popular).

Con estos registros, Santa Cruz ha demostrado que tiene un recorrido propicio para hacer marcas y que en noviembre se puede correr y mucho. Con esos argumentos y con una organización, ayuntamiento y ciudad volcada con la prueba, la quinta edición promete emociones. Y que la tabla de tiempos puede cambiar a poco que se lo propongan los atletas de elite.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine