Europa elige a Santa Cruz para ejecutar un proyecto de ciudades inteligentes

La capital tinerfeña es el único lugar de España en el que se desarrollará ´IRIS´, que incluye acciones en materia de energía, movilidad eléctrica e innovación digital

13.11.2017 | 16:18
Un momento de la rueda de prensa celebrada ayer en el Ayuntamiento de Santa Cruz para presentar el proyecto europeo IRIS.

La capital chicharrera ha sido elegida por Europa como el único lugar de España en el que desarrollará el proyecto IRIS Smart Cities para ciudades inteligentes, con el que se persigue el desarrollo de acciones "sostenibles" relacionadas con la energía, la movilidad eléctrica y la innovación digital. Así lo anunció este lunes el alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez, quien indicó que entre las actuaciones que se llevarán a cabo en Santa Cruz se encuentran el carril bici desde la estación de cruceros hasta San Andrés; la transformación de parte de las avenidas Marítima y de Anaga en una calle 100% sostenible, y la mejora de la eficiencia energética de los edificios públicos, lo que supondrá una inversión municipal de unos cinco millones de euros.

En concreto, la partida que llegará de Europa asciende a 280.000 euros e irá destinada en su totalidad a la formación de cuatro técnicos municipales, de Servicios Públicos, Obras, Tecnología y Medio Ambiente, ya que, además de que el Ayuntamiento de Santa Cruz desarrolle sus propias actuaciones, también tendrá que aprender y replicar las experiencias que se lleven a cabo en las denominadas "ciudades faro", que son las que lideran el proyecto IRIS. Estas son Utrech (Países Bajos), Gotemburgo (Suecia) y Niza (Francia). Los técnicos deberán formarse en soluciones sostenibles e inteligentes y viajar a dichos lugares, con el objetivo de intentar ejecutar en la capital chicharrera las acciones que allí se desarrollen.

Y es que Santa Cruz de Tenerife es una de las cuatro ciudades, junto a Vaasa (Finlandia), Alexandroupolis (Grecia) y Focsani (Rumania), que han sido seleccionadas como "seguidoras" en el proyecto europeo IRIS, cuyo plazo de ejecución es de cinco años. Esto significa que dichas ciudades no solo tendrán que llevar a cabo sus propias acciones sino que, además, tendrán que replicar, y adaptar a las necesidades de sus propios planes de acción local, las iniciativas que se desarrollen en las denominadas "ciudades faro".

Utrech (Países Bajos) tiene previsto, por ejemplo, impulsar la producción local de energías renovables y aumentar el número de puntos de carga eléctrica en toda la ciudad. También transformará el barrio Kanaleneiland Zuid en un distrito de consumo de energía casi cero, principalmente mediante una profunda renovación en los edificios. Gotemburgo (Suecia), a través del Consorcio ElectriCity, que involucra a regiones, empresas y Universidad, impulsará la proliferación del transporte sostenible, eficiente y limpio. Asimismo, se desarrollarán seis edificios en el campus universitario de Johanneberg, con el fin de proporcionar alquileres asequibles a los jóvenes. Estos edificios utilizarán baterías de guaguas recicladas para el almacenamiento de electricidad y ofrecerá a los residentes coches y bicicletas eléctricas.

Por último, Niza (Francia) pretende utilizar el aislamiento térmico en edificios del área de Les Moulins para reducir su consumo energético en más de la mitad. El distrito de Grand Arenas interconectará sus edificios de tal forma que puedan intercambiar fácilmente sus excedentes d energía cuando otros tienen escasez, con el fin de reducir costes. Esta red interconectada se integrará con la producción fotovoltaica local.
El proyecto IRIS forma parte del Partenariado Europeo de Innovación en Ciudades y Comunidades Inteligentes (EIP-SCC) y se centra en cinco áreas de acción: distritos de energía positiva con integración renovables; gestión inteligente de energía; movilidad eléctrica, participación ciudadana y plataformas de innovación digital.

El alcalde explicó que Santa Cruz de Tenerife ha sido seleccionada por Europa para esta iniciativa porque las soluciones propuestas por las "ciudades faro" se consideran "realmente replicables en términos de infraestructura, eficiencia energética y energía renovable, esperando un beneficio directo para unos 50.000 habitantes de la ciudad". Asimismo, añadió el regidor, "lo que diferencia a la capital chicharrera es que es una ciudad isleña y las actuaciones llevadas a cabo serán estudiadas para comprobar de qué forma pueden replicarse en otros territorios costeros e isleños". Además, Europa ha tenido en cuenta que el hecho de que Santa Cruz de Tenerife sea la frontera sudoeste de Europa, cercana de África, puede facilitar el crecimiento de la innovación generado por el proyecto IRIS.

El socio del Ayuntamiento para el desarrollo de este proyecto europeo es el Clúster de Construcción Sostenible. "Nos apoyará para la divulgación de dicha iniciativa y para la implantación del Plan Estratégico municipal. Y fomentará, junto al Consistorio, que este documento repercuta en los ciudadanos y genere actividad económica derivada de la condición de Smart City", apuntó Bermúdez. Este aclaró que en el citado plan se sumarán otras acciones a las tres que ya se han anunciado: carril bici, calle sostenible y mejora de la eficiencia energética en edificios públicos.

Calle sostenible. La vía comprendida entre el Parque Marítimo y el Club Náutico se convertirá en una calle 100% sostenible, de manera que todo el consumo existente en dicha zona, fundamentalmente de semáforos y luminarias, se obtenga de energía fotovoltaica y eólica. La inversión prevista es de 1,7 millones de euros.

Carril bici. El Ayuntamiento ejecutará aquellos tramos que el Cabildo no lleve a cabo del carril bici previsto entre la estación de cruceros y San Andrés. El presupuesto asciende a 1,5 millones de euros.

Edificios Públicos. El Consistorio mejorará la eficiencia energética de los edificios públicos municipales, con 1,5 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine