09 de noviembre de 2017
09.11.2017

Los vecinos de Santa Cruz, los que menos pagan del país por reformar sus viviendas

La cuota media que pagan los santacruceros por una licencia de obra se sitúa en los 108,18 euros mientras que en Las Palmas de Gran Canaria asciende a 240,40

09.11.2017 | 11:27
Obras en la zona de San Telmo, en la capital tinerfeña.
Juan José Martínez
"Estamos trabajando para que la bonificación del ICIO sea indefinida"
Concejal de Hacienda

 

 

Cifras

  • 108,18 euros: Esta es la cuota media que paga un ciudadano o empresa al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife por obtener una licencia de obra en la capital tinerfeña.
  • 300,51 euros: Esta es la cantidad que se abona en Bilbao, Pamplona, San Sebastián o Vitoria por una licencia de construcción. En el País Vasco el tipo impositivo se sitúa en el 5%.
  • 240,40 euros: Si un ciudadano va a realizar una obra en Las Palmas de Gran Canaria y su coste ronda los 6.010,12 euros, pagará por el permiso de construcción unos 240,40 euros de media.
  • 1,8 por ciento: Este es el tipo impositivo que aplica en la actualidad el Ayuntamiento de Santa Cruz para gravar las construcciones, obras o instalaciones que se llevan a cabo en la localidad.
  • 4 por ciento: La ley establece que el tipo impositivo que una corporación local aplicará al Impuesto sobre Construcciones no puede exceder del 4%. Salvo en el País Vasco.

Los vecinos de Santa Cruz de Tenerife son los que menos pagan de España por hacer obras en sus viviendas o por llevar a cabo una instalación o reforma en sus negocios. La capital tinerfeña ocupa el puesto 51 en el Ranking Tributario de los Municipios Españoles de 2017 en cuanto al esfuerzo fiscal en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO). Este ranking es un estudio que elabora la Agencia Tributaria de Madrid y en el que se analiza cuál es el esfuerzo fiscal -qué porcentaje de lo que gana un ciudadano va destinado al pago de impuestos- de las 50 provincias españolas y las dos ciudades autónomas.

El ICIO es un impuesto indirecto que grava la ejecución de cualquier reforma, construcción o instalación que se lleve a cabo en un término municipal. Según el Ranking Tributario de los Municipios, un ciudadano que haya realizado cualquier construcción a lo largo de este año en la capital tinerfeña ha tenido que pagarle al Ayuntamiento de Santa Cruz unos 108,18 euros de media por obtener su correspondiente licencia de obra o urbanística. Una cantidad muy alejada de los 240,40 euros que se tienen que abonar en Las Palmas de Gran Canaria por llevar a cabo una obra o instalación y que coloca a la capital grancanaria en el puesto quinto de la tabla junto a otras capitales de provincia españolas como Madrid, Alicante, Oviedo, A Coruña o Santander.

No obstante, el primer puesto del Ranking de Tributos lo ocupa Bilbao, que junto a Pamplona, San Sebastián y Vitoria, cobran a sus vecinos una media de 300,51 euros por concederles una licencia municipal de obras.

¿Cuál es el motivo de que Santa Cruz sea la capital de provincia más barata para ejecutar una construcción? El responsable es el tipo impositivo que cada ayuntamiento aplica a la hora de cobrar esta tasa y que no puede superar el 4%, a excepción del País Vasco, que se rige por una normativa foral en la que el máximo se establece en el 5%. De ahí que sea más caro construir en cualquier municipio vasco.

"El tipo impositivo que con más frecuencia se suele aplicar es el del 4% pero en Santa Cruz de Tenerife se sitúa en el 1,8%", explicó ayer el concejal de Hacienda en Santa Cruz, el nacionalista Juan José Martínez, quien añadió: "Esta es una de las medidas fiscales que hemos introducido con el objetivo de dinamizar la economía de la capital y, sobre todo, al sector de la construcción".

Fue en 2015 cuando el Consistorio chicharrero anunció que se iba a llevar a cabo una reducción del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras. Sin embargo, esta rebaja del 2,2% en el ICIO no se aplicó en la capital tinerfeña hasta el año siguiente.

El Ranking Tributario de los Municipios elaborado en 2015 situaba a Santa Cruz de Tenerife en el puesto número 5 junto a otras capitales de provincia como Las Palmas de Gran Canaria o Madrid. El motivo que de que la capital tinerfeña estuviera en los puestos altos de la tabla se debía a que ese año aún no se había aplicado la reducción actual del tipo impositivo por lo que a la hora de elaborar dicho ranking y suponiendo que la obra a ejecutar en el municipio chicharrero rondara los 6.010,12 euros, la cuota media a abonar era de 240,40 euros.

"Hasta el 2015 se aplicó el 4% pero el hecho de que se redujera un 2,2% el tipo impositivo nos ha permitido abaratar el coste de la construcción en la capital", aseguró Martínez, quien anunció que el área de Hacienda ya está trabajando para que dicha reducción "tenga un carácter indefinido y podamos ampliar las bonificaciones que se aplican".

Pese a que no será hasta el próximo diciembre cuando el equipo de Gobierno -formado por Coalición Canaria y Partido Popular- tienen previsto presentar esta reforma del ICIO, el concejal de Hacienda adelantó que el objetivo de ampliar las bonificaciones para el Impuesto sobre la Construcción, Instalaciones y Obras es "dar respuesta a una demanda social que permitirá a la ciudad recuperar parte de su patrimonio histórico".

"Este equipo de Gobierno está haciendo una apuesta decidida por dinamizar la economía de Santa Cruz y potenciar al sector de la construcción, entre otras actividades económicas", aseveró Juan José Martínez, quien apuntó que a la reforma del ICIO hay que sumar las reducciones que ya fueron aprobadas en octubre por el pleno. Así, se bonificará el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), la tasa de la basura, el rodaje de los vehículos y hasta la plusvalía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine