20 de septiembre de 2017
20.09.2017

Santa Cruz estrena un "semáforo del sol"

El dispositivo, instalado en Las Teresitas, informa de los riesgos de una exposición prolongada a los rayos solares

21.09.2017 | 09:37
La presentación de la nueva herramienta para prevenir a los bañistas.

Santa Cruz de Tenerife cuenta con un "semáforo del sol". Se trata del único que existe en Canarias y ha sido instalado por el Ayuntamiento capitalino en la playa de Las Teresitas, con el objetivo de mantener informados a residentes y turistas sobre cuáles son las horas en las que hay un mayor nivel de exposición a la radiación ultravioleta producida por los rayos solares.

Este nuevo dispositivo fue presentado el miércoles, 20 de septiembre, por la primer teniente de alcalde, Zaida González; el concejal de Medio Ambiente y Sanidad, Carlos Correa; el presidente de la Junta Provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer en Tenerife (AECC), Juan Julio Fernández, y la consejera del Grupo Hospiten, Diana Cobiella. El semáforo ha supuesto una inversión municipal de 1.600 euros y el Ayuntamiento no descarta la posibilidad de comprar más unidades para ubicarlas en otros puntos de la ciudad.

El edil de Sanidad indicó que con este "semáforo del sol, situado en la entrada de la playa de Las Teresitas, queremos recordar a los ciudadanos el peligro de la radiación ultravioleta y la importancia de evitar una prolongada exposición a los rayos solares durante las horas de mayor intensidad".

El semáforo, autónomo en su alimentación gracias a la placa de energía solar que lleva en su parte superior, cuenta con cinco colores distintos y, en función de los niveles de radiación detectados por un sensor, informa sobre el nivel de riesgo existente. De esta manera, el color verde indicará que el riesgo es bajo, por lo que no se necesitará protección y "se puede permanecer en el exterior sin peligro"; el color amarillo indicará un riesgo medio y el rojo, alto, por lo que se recomienda "mantenerse a la sombra en las horas centrales del día, llevar camisa, crema de protección solar, sombrero y gafas de sol con protección UV"; y los colores marrón y morado indicarán un peligro muy alto y extremo, respectivamente, casos para los que semáforo establece que "se deberá evitar salir en las horas centrales del día, se tendrá que buscar sombra, y será imprescindible llevar camisa, crema de protección solar, sombrero y gafas de sol".

Cobiella alertó de que el índice de cáncer de piel ha crecido exponencialmente en la última década y la mayor parte de los casos vienen determinados por la incidencia de los rayos solares sobre la piel. "El 40% de los casos se pueden evitar con la realización de determinados hábitos saludables", destacó, por su parte, Fernández.

El concejal de Medio Ambiente y Sanidad del Ayuntamiento chicharrero aprovechó para destacar que no solo hay que tener cuidado cuando se va a la playa en la época estival, "sino durante todo el año y sobre todo si se realiza deporte y actividades al aire libre".

La iniciativa forma parte de la campaña que la AECC está llevando a cabo para sensibilizar a la población sobre la importancia que tiene adoptar medidas de prevención contra el cáncer de piel. Este hecho cobra una especial importancia en un territorio como Canarias, en el que el índice de radiación ultravioleta es muy alto durante todo el año y figura como el más elevado de toda España.

El semáforo llamará la atención a los usuarios de la playa para que eviten una exposición prolongada al sol, sobre todo en el tramo horario comprendido entre las 12:00 y las 16:00 horas por tratarse de la franja en la que los índices de radiación son más elevados que en el resto del día.

La iniciativa también ofrece consejos sobre cómo realizar una adecuada fotoprotección en función del tipo de piel, recomendando el uso de cremas de protección solar con factor 30 o superior como mínimo. La aplicación de estos productos debe producirse antes de llegar a la playa y, una vez en la arena, debe repetirse este proceso de protección cada dos horas. También es recomendable el uso de sombrillas, gorras y otras prendas de vestir que puedan preservar nuestra piel de una exposición directa a los rayos solares.

La incorporación de estos hábitos saludables puede contribuir a frenar el desarrollo del cáncer de piel y el melanoma, una de las enfermedades que más incidencia tienen en Canarias. De hecho, ambas han aumentado de manera exponencial en los últimos diez años convirtiendo al sol en el principal causante al generarse, en la mayor parte de los casos, por la incidencia de la radiación ultravioleta sobre la piel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine