230 años del primer paseo de la capital

El arco de entrada a la Alameda luce una placa que conmemora la construcción de este espacio

17.07.2017 | 23:22
Descubrimiento de una placa con motivo del 230 aniversario de la construcción de la Alameda de la Marina
230 años del primer paseo de la capital

Un lugar de recreo, donde los chicharreros del pasado pero también los de la actualidad se encuentran para pasear, disfrutar con los pequeños de la familia o refrescarse a la sombra de alguno de sus árboles. La Alameda cumplirá el próximo mes de noviembre 230 años y para conmemorarlo la ciudad ha querido colocar bajo el arco de entrada una placa conmemorativa, que fue descubierta ayer.

Esta placa recuerda que este espacio fue construido en 1787 por la iniciativa del comandante general marqués de Branciforte y que fue costeada por las personas distinguidas de este vecindario, tal y como figura en la lápida del arco central. Fue el primer espacio de ocio que se construyó para convertirse en un lugar de disfrute y esparcimiento para los vecinos de Santa Cruz de Tenerife.

El pórtico de tres arcos que hoy se encuentra en uno de los laterales de esta plaza arbolada, es una réplica del original que fue destruido en 1916, aunque hoy en día ya no cuenta con las puertas de hierro fundido que antaño servían para cerrar el lugar.

Su nombre original fue el de Alameda Marítima, pero esa nomenclatura oficial fue perdiendo peso y, en la actualidad, se la conoce como la Alameda del Duque de Santa Elena.

El que fuera el lugar de esparcimiento preferido por los chicharreros fue perdiendo peso tras la construcción de la plaza del Príncipe y este espacio estuvo a punto de desaparecer. Hoy se encuentra integrada en el proyecto Puerto-Ciudad.

El presidente de la Tertulia Amigos del 25 de Julio, José Manuel Ledesma, señaló que este espacio fue durante algo más de un siglo el lugar favorito para ver y ser visto. "Durante la mañana navieros y otros comerciantes se cobijaban bajo la sombra de sus 81 árboles", explicó y señaló que entre ellos nunca ha habido ningún álamo.

El presidente del Casino, Alberto Muiños, aseguró que para esta institución es un honor "contribuir con esta placa a la divulgación de la historia de la ciudad", ya que siempre ha estado ligada a ella.

Por su parte, el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, agradeció al Casino su generosidad por haber abonado esta placa. El regidor señaló que se trata de un espacio emblemático para la ciudad, ya que durante mucho tiempo se convirtió en el único sitio "a donde seguramente se podía venir a enamorar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine