22 de diciembre de 2016
Celebraciones navideñas

Los niños de la Isla regalan música

6.000 menores disfrutan del primer Concierto de Navidad para Escolares de la Orquesta Filarmónica Juvenil Miguel Jaubert. Una obra de teatro completa el recital en Los Llanos

22.12.2016 | 02:22
Los niños de la Isla regalan música
Los niños de la Isla regalan música

Papá Noel ha enviado ya los regalos que los niños tinerfeños recibirán este sábado por la noche. Lo ha hecho con antelación y por barco, es necesario para que esté todo listo a tiempo. En el muelle de Santa Cruz dos personajes, Puertito y Chicharrita, fueron los escogidos por el ilustre personaje navideño para que custodien los paquetes. Nada debe salir mal, es la noche más importante del año.

Esta es la historia que diseñaron la Orquesta Filarmónica Juvenil de Tenerife Miguel Jaubert y sus colaboradores para el espectáculo que se estrenó ayer en la Dársena de Los Llanos del Puerto de Tenerife. La primera edición del Concierto de Navidad para Escolares Llegando a buen puerto se tuvo que enfrentar a la lluvia. Con todo, la mayoría de los 6.000 escolares que acudieron ayer a la instalación capitalina mantuvieron el tipo y pudieron disfrutar del espectáculo hasta el final.

"Todos nos debemos congratular por ser promotores de un día tan importante como este tanto para Tenerife como para Canarias. Se trata del primer concierto navideño para escolares del Archipiélago", explicó el presentador antes de comenzar. También agradeció la ayuda a los colaboradores, desde el Gobierno de Canarias hasta el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife pasando por la Fundación Disa. Esta última institución es también la patrocinadora permanente de la orquesta. La formación, que ayer demostró su pericia y nivel, fue fundada en 2012 por Miguel Jaubert "tras siete años de encomiables esfuerzos y trabajo", explicaron desde la organización. "Él tenía claro cómo llevar la música sinfónica a los niños canarios", añadieron.

La organización corrió a cargo de la Asociación Canaria para la Disfusión de la Música (Acadim), una entidad sin ánimo de lucro cuyo objetivo principal es, precisamente a través de esta Orquesta Filarmónica, la difusión de la música.

Niños que tocan música clásica para otros niños, esta es precisamente la esencia de un proyecto que nace este 2016 con la intención de convertirse en una cita anual. Es la pareja perfecta del tradicional concierto navideño de la Orquesta Sinfónica de Tenerife (OST) que tendrá lugar este domingo sobre el mismo escenario. La expectación fue tal que 98 centros de toda la Isla solicitaron participar como público. La imposibilidad de dar espacio a tal cantidad de pequeños en el recinto portuario obligó a los organizadores a cerrar el cupo en 42 centros y 6.000 pequeños.

También colaboraron 86 alumnos de Protocolo que, junto a sus profesores, se encargaron de acomodar a los numerosos niños y autoridades en sus asientos. El volumen de trabajo para ellos fue tal que se tardó cerca de una hora y media en situarlos en sus asientos. Asimismo, también ayudaron unos 40 estudiantes de Animación que se encargaron de amenizar la espera.

Puntuales, a las 11:00 horas de la mañana, los miembros de la orquesta se presentaron entre aplausos en el escenario. Vestidos de riguroso negro, portaban como distintivo bufandas de color azul turquesa. La sorpresa llegó con su director, José Antonio Cubas, que apareció vestido de Papá Noel.

Según los organizadores, el objeto de este recital es que se convierta en una tradición con la que hacer llegar a los niños "la esencia de nuestro pueblo a través de la música y el teatro. Esta es la primera piedra de una catedral que queremos construir entre todos".

El inusual Papá Noel fue recibido con aplausos por todo el público. En las gradas, además, se reunieron las autoridades. Entre ellos estaba el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y el director insular de Cultura y Educación, José Luis Rivero.

Antes de empezar con la conocida obertura de El Barbero de Sevilla, aparecieron dos de los personajes que protagonizaron la historia que sirvió de hilo conductor a todo el espectáculo: Puertito y Chicharrita. Ambos, encargados de custodiar los regalos que Papá Noel envío a Canarias a bordo del Correíllo La Palma, se presentaron al público. "¿Quién tiene ganas de que llegue la Navidad?", preguntaron a los asistentes. "¡Nosotros!", respondieron todos a coro.

Entre canción y canción se fueron sucediendo las escenas de la obra de teatro preparada por los colaboradores de la orquesta. Los padres de estos pequeños artistas explicaron el intenso ritmo de ensayos y el enorme cariño con el que prepararon su espectáculo durante semanas.

Las piezas se sucedieron y los chicos y chicas de la orquesta interpretaron Plink plank plunk, Campana sobre campana y Noche de Paz, entre otras.

La trama continuó sobre el escenario con la llegada de unos pequeños piratas, encabezados por Cabeza de Perro, dispuestos a hacerse con El Correíllo y sus regalos y dejar sin un solo obsequio a los pequeños tinerfeños.

Finalmente, y después de la intervención de duendes y varias hadas, tuvo que ser el director y los miembros de la orquesta los que hicieran frente al grupo de piratas y lograran recuperar los regalos.

El concierto, que terminó con todos los pequeños del público cantando Una sobre el mismo mar, incluyó también las siguientes composiciones: Arbolito, Arbolito, Esa vieja farola del mar, Mañana, Piratas del Caribe, el Himno de Canarias y All I want for Christmas is you.

Como no podía ser de otra forma, el recital que llamó la atención de turistas y locales, concluyó con las notas de la inmortal Marcha Radetzky.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine