29 de noviembre de 2016

El Ayuntamiento asume el coste del IPC de 2013-2014 en el recibo del agua

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife pagará a Emmasa 1,67 millones, que se ahorrarán los vecinos

29.11.2016 | 11:53

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife acordó ayer reconocer el derecho de la Empresa Mixta de Aguas (Emmasa) a una compensación económica por la no revisión periódica y predeterminada de las tarifas vigentes por la prestación del servicio del ciclo integral del agua entre los años 2013 y 2014, que asciende a 1.677.052,87 euros.

El Consistorio asumirá el pago de estas cantidades a la empresa del modo siguiente: un millón de euros este ejercicio, y el resto en el año 2017. Esta acción se lleva a cabo con el informe favorable de Intervención Municipal, y obedece a que en los años 2013 y 2014 quedó congelado el pago del IPC.

Según indicó el cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, el nacionalista Dámaso Arteaga, "con esta operación, los vecinos de Santa Cruz se ahorrarán el pago del IPC de estos dos ejercicios, que sufragaremos a reclamación de la empresa del agua".

"Está previsto, además, en el contrato que tenemos con Emmasa, que en vez de repercutirlo en la tarifa y que le cueste más cara el agua a los vecinos, sea el Ayuntamiento el que lo afronta directamente, a la vista de la buena salud financiera que presenta la institución", dijo el edil.

La subida anual del precio del agua, a consecuencia de la actualización del IPC, quedó congelada durante el mandato anterior, por decisión del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, para evitar costes excesivos a los vecinos. Con esta medida, y con la autorización del IPC del año 2015, el Consistorio se pone totalmente al día con Emmasa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine