16 de noviembre de 2016

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife paga más de 4.200 recibos de agua a vecinos en situación de necesidad

Las prestaciones abonadas por el IMAS a estas alturas de año superan los 200.000 euros, prácticamente lo que se pagó en todo el ejercicio 2015

17.11.2016 | 03:59
Reunión del IMAS y Emmasa.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), ha abonado en lo que va de año un total de 4.203 prestaciones para el pago de recibos de agua a vecinos en situación de necesidad, por 200.885 euros.

A dos meses del cierre del ejercicio, prácticamente se han alcanzado las cifras de 2015, cuando se pagaron 4.885 ayudas por importe de 219.237,62 euros, informa el consistorio en una nota.

Así se puso de relieve en una reunión de coordinación celebrada en la sede del IMAS entre el concejal de Atención Social, Oscar García, y representantes de la Empresa Mixta de Aguas (Emmasa), que permitió tratar cuestiones relativas al sistema actual de prestaciones económicas de asistencia social (PEAS) para el pago de recibos de agua a familias en situación de vulnerabilidad social y el trabajo conjunto entre ambas entidades.

Además del equipo técnico del IMAS, por parte de Emmasa asistieron su gerente, Paula Soriano, y el responsable comercial, Lorenzo Plasencia.

Oscar García valoró la voluntad de ambas entidades de seguir mejorando los protocolos de coordinación, pues se ha "agilizado la atención a familias en situación de vulnerabilidad que no pueden hacer frente al pago de un servicio de primera necesidad".

Así, se constató el correcto funcionamiento de la paralización de los cortes de agua a partir del SMS de la cita telefónica con el trabajador social, hasta que la persona es atendida y se comunica, si procede, a Emmasa, que el IMAS se hace cargo del pago de los recibos en cuestión.

"Es necesario seguir sensibilizando a la población sobre el uso responsable de los suministros básicos como el agua, la luz o el gas y los modos de ahorro que pueden realizar las familias", agregó García.

En este sentido, calificó de "muy necesaria y muy positiva" la coordinación permanente con Emmasa, "para dar respuesta a una necesidad fundamental de los vecinos y lograr que nadie pueda encontrarse sin el suministro de agua en su domicilio".

Por su parte, la gerente de Emmasa manifestó "su apoyo total y su disposición a mejorar los procedimientos y las estrategias para que los vecinos y vecinas del municipio tengan acceso a un bien tan básico".

En la actualidad, en los casos de vulnerabilidad social, Emmasa está ingresando los cobros de los recibos hasta cuatro y cinco meses desde que llega el aviso al vecino mientras se instruye el procedimiento administrativo del IMAS para el pago.

PONERSE EN CONTACTO CON LOS SERVICIOS SOCIALES

Ambas entidades recuerdan la importancia de que los vecinos con aviso de corte de agua se pongan lo antes posible en contacto con los servicios sociales a través del teléfono de cita previa para evitar que el corte se produzca.

Desde que llega el recibo del agua a casa hasta que se produce el corte hay un período de más de treinta días, y evitando el corte, se evita también el costo que se produce cuando hay que hacer una reconexión y volver a dar de alta el suministro.

El vecino debe ser el primer interesado en que no se produzca el corte de agua y por tanto, el primero en ponerse en contacto inmediatamente con los servicios sociales, a través de la cita previa telefónica (900111333), para que Emmasa pueda paralizar dicho corte.

Su colaboración es esencial para el buen funcionamiento de este procedimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine