Las obras menores en edificios de Santa Cruz no precisarán de licencia

El Ayuntamiento capitalino elabora una nueva ordenanza municipal de licencias con la que simplifica los permisos de obras

26.10.2016 | 13:44
Imagen de archivo de unas obras en un edificio de Santa María del Mar.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha elaborado una nueva ordenanza municipal de licencias con la que simplifica los permisos de obras, de forma que ya no será necesario pedir licencia para trabajos menores en los edificios y bastará una comunicación previa.

La nueva ordenanza municipal fue aprobada el pasado lunes por la Junta de Gobierno local y se someterá a votación en el pleno convocado para el viernes en el consistorio, tras lo cual tendrá un plazo de información pública de unos dos meses con el objetivo de que entre en vigor a principios de 2017.

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, y el concejal de Urbanismo, Carlos Garcinuño, expusieron hoy en rueda de prensa los pormenores de la ordenanza, según la cual se establecen dos únicas modalidades para los permisos de obras: la licencia y la comunicación previa.

El régimen de licencia sólo se aplicará a aquellas actuaciones urbanísticas en las que se aprecien razones imperiosas de interés general que por su naturaleza exijan de una especial protección del orden urbanístico o el medio ambiente.

De esta manera necesitarán licencia las obras de construcción de nueva planta en suelo, vuelo o subsuelo, obras de modificación o reforma que afecten a la estructura de las construcciones o una variación esencial en su diseño o composición exterior.

También las obras de ampliación de instalaciones ya existentes, modificación general de la fachada y acristalamiento de terrazas que afecten al conjunto de la fachada.

Asimismo tendrán que tener licencia la instalación de casas prefabricadas, la acumulación de vertidos y depósito de materiales y la colocación de ascensores, rampas y otros elementos similares.

El resto de actuaciones urbanísticas de impacto reducido y escasa entidad técnica sólo precisarán de una comunicación previa con un documento mediante el que los interesados -bajo su responsabilidad- ponen en conocimiento del Ayuntamiento sus datos identificativos, aseguran que cumplen con los requisitos establecidos en la normativa y aportan la documentación que exige la ordenanza.

Entre las obras sujetas a comunicación previa figuran la reparación o sustitución de pavimentos, pintura de fachadas y patios, carpintería, intervención en edificios catalogados como BIC excepto los considerados monumento, acondicionamiento de locales, limpieza y arreglo de jardines y solares que no impliquen la tala de árboles y colocación de carteles y vallas de publicidad.

Asimismo la Junta de Gobierno de la corporación local ha aprobado otra ordenanza reguladora de la accesibilidad en edificios ya existentes, con la que pretende facilitar la ejecución de obras que garanticen el acceso de personas con movilidad reducida.

De esta manera se pretende facilitar la instalación de ascensores y otros elementos que garanticen la accesibilidad, como rampas y plataformas verticales e inclinadas.

La regulación en este ámbito para las nuevas edificaciones viene establecida en el código técnico de la edificación y en el planeamiento general de Santa Cruz de Tenerife.

Ambas ordenanzas se han elaborado con el asesoramiento de la Fundación General de la Universidad de La Laguna a través del grupo de investigación de derecho administrativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine