El Nido de Empresas del Colegio de Ingenieros logra la plena ocupación

Tan solo seis meses después de su inauguración no hay plazas libres en este espacio radicado en la capital y con ocho despachos dobles

26.10.2016 | 00:18

Tan solo seis meses después de la inauguración del Nido de Empresas de la Asociación de Ingenieros Industriales de Tenerife, este espacio está ocupado en su totalidad. Este centro nació con la voluntad de crear un lugar común de trabajo, donde los colegiados pudiesen iniciarse en la actividad profesional o retomarla de manera cómoda y en buenas condiciones.

El Nido de Empresas dispone de ocho despachos dobles, de entre 11 y 14 metros cuadrados, además de zonas comunes, tanto para reuniones como para el descanso. Se cuenta con una recepción y cada despacho dispone de una plaza de aparcamiento. El Nido de Empresas es además dominio social y fiscal de los radicados en el mismo. La meta con la que se creó este espacio pasaba por favorecer el ejercicio libre de la profesión, sobre todo atendiendo a la nueva situación que atraviesa la misma, de ahí la apuesta por crear un lugar donde empezar a trabajar a precios asequibles.

Rafael Bada ocupa el despacho número dos de y expresa lo cómodo que se siente: "Estoy aquí desde que se abrió y la convivencia con el resto de compañeros es muy buena. Hay profesionales con distintos perfiles y edades. La cordialidad es máxima, nos llevamos muy bien y resulta enriquecedor para todos". "Es muy diferente a tener el despacho en casa. Resulta agradable poder compartir experiencias y comentar dudas", añade.

Alicia Ortega realiza funciones de administrativa. "Mi misión es llevar la contabilidad y la facturación", explica, "aunque también estoy pendiente de las necesidades que vayan surgiendo y de que todos trabajemos cómodos". "Formamos una gran familia. Los jóvenes que se están iniciando en el mercado laboral reciben la experiencia de los veteranos", indica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine