La Opinión de Tenerife
Quién es quién en el callejero

La escritora del exilio

La poeta cubana Nivaria Tejera vivió en la Isla varios años por el origen tinerfeño de su padre

18.09.2016 | 03:51
La escritora del exilio
La escritora del exilio

Lucharon por el municipio, brillaron en sus campos o simplemente fueron vecinos humildes que por su generosidad merecieron el homenaje de Santa Cruz de Tenerife con una calle, plaza o parque con su nombre. Pero, ¿quién es quién en el callejero de la capital? la opinión de tenerife hace un recorrido por el mapa de Santa Cruz para ponerle cara a esos cientos de nombres y apellidos, muchos lamentablemente desconocidos. Hoy le toca el turno a la calleNivaria Tejera, poeta y escritora cubana, hija de padre tinerfeño que reflejó en su obra su intolerancia a la represión y la manipulación política.

Entre los numerosos artistas, científicos y descubridores que dan nombre a las calles de Santa Cruz también se encuentra la escritora Nivaria Tejera. De padre tinerfeño y madre cubana, sus grandes obras y su talento literario la han hecho merecedora de que una de las calles de la capital tinerfeña lleve su nombre. Está ubicada en el barrio de Cabo Llanos, justo en la trasera del Corte Inglés, en una de las zonas comerciales más importantes de la ciudad.

Su intolerancia hacia la demagogia, las manipulaciones políticas y el oportunismo intelectual son tres aspectos constantes en la obra de la poeta, ensayista y novelista Nivaria Tejera. La escritora nació en esta Isla del Caribe en 1929. A los dos años se traslada a vivir a La Laguna donde permanece hasta 1944 debido a la detención de su padre tras estallar la Guerra Civil.

Después de la liberación de su padre, Tejera se marcha a Cuba junto a su familia, lugar donde comienza a escribir y publicar sus primeros poemas. Sin embargo, apenas una década después la familia se marcha a París donde la escritora continúa residiendo durante la mayor parte de su vida y desde donde escribe la mayor parte de su obra.

Su conexión con esta ciudad solo se rompe en 1959, cuando Tejera se traslada a Cuba para trabajar para el gobierno tras quedar encandilada con la Revolución impulsada por Fidel Castro. En 1965, la escritora rompe sus lazos con la isla, tras mostrarse en desacuerdo con las medidas tomadas por el gobierno y regresa a la capital francesa, done fue descubierta por el crítico literario Maurice Nadeau y Claude Couffon. Allí frecuenta lo que queda de los grupos surrealistas y se relaciona con escritores de la época.

La obra más conocida de Nivaria Tejera es El Barranco, editada en 1959, donde narra desde la visión de una niña la represión franquista, algo que ella misma había vivido en la persona de su padre, Saturnino Tejera.

El exilio es un tema recurrente a lo largo de su obra, algo en lo que coincide con otros autores que se vieron obligados a marcharse de España por la guerra y el régimen. Otra de sus obras más emblemáticas, Espero la noche para soñarte, Revolución, recoge sus impresiones acerca de la dictadura cubana que también vivió desde dentro.

Nivaria aun con dos patrias se vio obligada a partir de ambas a causa de las vicisitudes políticas, algo que le causó un gran desasociego con la política e incluso llegó a afirmar en una entrevista que "la política lo destruye todo".

La escritora fue compañera sentimental muchos años del poeta Fayad Jamís con el que tuvo una hija también escritora, Rauda Jamís, que reside en Norteamérica. Tejera estaba casada con el pintor español Antón González, de nombre artístico Hanton, con quien compartió su inicial entusiasmo por la revolución cubana y toda una vida en el exilio hasta su muerte.

Fue una escritora comprometida que no fue indiferente a las vicisitudes políticas de su tiempo. Sus escritos reflejan no solo sus vivencias a lo largo de sus años sino las experiencias de toda una generación que fue testigo de los grandes aspectos políticos del siglo XX.

Nivaria falleció en enero de este año en París, su ciudad de acogida, víctima de un cáncer de páncreas. La escritora dejó un gran vacío en el mundo de la literatura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine