Los adoquines entre Charco de la Casona e Imeldo Serís ya no soportan el tráfico actual

La Concejalía de Servicios Públicos reasfaltará Bravo Murillo a partir de la próxima semana

10.08.2016 | 10:02
Avenida Bravo Murillo.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del área de Servicios Públicos, iniciará a partir de la próxima semana los trabajos de reasfaltado con los que se sustituirán los adoquines que forman parte del pavimento de un tramo de la avenida Bravo Murillo. Estos ya no soportan la densidad del tráfico actual.

Las citadas obras de reasfaltado, que en concreto afectarán al segmento comprendido entre las calles Charco de la Casona e Imeldo Serís, darán comienzo el próximo martes y se extenderán hasta los últimos días de agosto, con una inversión municipal que asciende a 84.276,23 euros.

Los informes elaborados por los técnicos municipales confirman que el intenso tráfico de vehículos que soporta las inmediaciones de la parada Fundación del tranvía ha generado que el actual pavimento de adoquines de Bravo Murillo presente hundimientos, deformaciones y también piezas sueltas.

Insuficientes

Durante los últimos meses, y según indican fuentes municipales, el servicio de conservación de vías públicas del Ayuntamiento capitalino ha intentado paliar esta circunstancia con pequeñas reparaciones que, finalmente, han sido insuficientes para terminar con el inadecuado estado de la vía.

"La elevada densidad del tráfico rodado convierte el pavimento actual en inoperativo para esta zona que, además, se encuentra dentro del área catalogada como de Gran Afluencia Turística de la capital", añaden dichas fuentes.

Por esta razón, el área de Servicios Públicos del Consistorio chicharrero, que dirige el concejal nacionalista Dámaso Arteaga, ha decidido sustituir el adoquín de piedra instalado en la actualidad por un pavimento de asfalto convencional, similar al existente en el resto de la avenida Bravo Murillo.

En concreto, los trabajos previstos en la citada zona consistirán en la retirada de los adoquines y la solera de hormigón que los sustenta, que también se encuentra fracturada debido al paso de los vehículos, apuntan fuentes de la Corporación local.

Una vez realizadas estas labores, y según se incluye en el proyecto de reasfaltado de la avenida Bravo Murillo, se colocará una primera capa de asfalto que sustituirá a la solera de hormigón actual y que, además, servirá de base para la capa de rodadura con la que, finalmente, se culminará todo este tramo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine