La capital rememora su mayor hazaña

Dos centurias de victoria ininterrumpida

Los actos conmemorativos de La Gesta del 25 de julio abarrotan Santa Cruz

23.07.2016 | 11:50
Dos centurias de victoria ininterrumpida

El contralmirante Horatio Nelson volvió a ser derrotado ayer, una vez más, por las tropas isleñas en las costas de Santa Cruz de Tenerife. Y ya van 219 años ininterrumpidos en que los tinerfeños demuestran su valía en lo que, desde hace más de dos centurias, se conoce como La Gesta del 25 de julio de 1797. Las céntricas calles de la capital tinerfeña acogieron una tarde repleta de actividades, donde los vecinos pudieron descubrir algunos de los secretos mejor guardados de la historia de Santa Cruz.

Por unas horas, los teléfonos móviles dejaron de atrapar criaturas fantásticas a través de la aplicación Pokemon Go y fueron utilizados para fotografiar los uniformes y las armas de los más de cien recreadores que, desde hace ocho años, traen al presente uno de los acontecimientos más importantes de la historia de Santa Cruz: la batalla que jugó un papel clave en el logro de la declaración de la ciudad como villa independiente de San Cristóbal de La Laguna.

El campamento de época ubicado en el alameda del Duque de Santa Elena precedió a la recreación que tuvo lugar en el exterior del Palacio de Carta a partir de las 21:00 horas. Dos cañonazos dieron la señal, a la cinco de la tarde, para que las casetas se abrieran y los recreadores comenzaran a caminar por este espacio como si vivieran en pleno siglo XVIII. El escritorio del general Antonio Gutiérrez, quien capitaneó a las tropas españolas durante la defensa de Santa Cruz de Tenerife, presidía el espacio donde también había casetas de campaña de los soldados franceses e ingleses.

El campamento de época lo completaba un taller de escritura con plumas, una mesa con armas de época y un modesto baño en el que los soldados podían asearse. Además, este año, los visitantes también pudieron disfrutar de la presencia de una maestro armero, que se encargó de poner a punto las herramientas necesarias para la batalla, y un puesto médico, con dos cirujanos que contaban con réplicas de los materiales empleados en el siglo XVIII.

Al igual que el pasado año, los soldados franceses que participaron en la Gesta del 25 de julio ocuparon un lugar destacado, y cuatro recreadores se vistieron con el uniforme galo para honrar a las cerca de 150 personas que defendieron Santa Cruz como si fueran auténticos tinerfeños. Pablo Hernández es uno de los miembros de la Asociación Histórico Cultural Gesta del 25 de Julio de 1797 que representaba al bando francés, que llegó a las costas isleñas a bordo de la corbeta La Mutine.

"Los franceses fueron igual de valientes que los tinerfeños durante la batalla y su intervención fue muy valorada en aquellos años ya que parecían auténticos tinerfeños", destacó Hernández. Este recreador descubrió ayer a los visitantes del campamento que "los franceses se atribuyeron el disparo que arrancó el brazo a Nelson". Pablo Ortega explicó que "los informes médicos de la época aseguraban que el contralmirante inglés había sido herido con la munición de un mosquetón pero, lo que parece que no quisieron ver los franceses es que, durante las batallas, los cañones terminaban cargándose con cualquier tipo de munición, que no tenía que ser únicamente con la destinada a ese arma". Así, el Cañón Tigre que provocó la amputación del brazo derecho de Nelson fue cargado con una bolsa de pólvora de mosquetón y, por esa razón, los franceses mantuvieron durante mucho tiempo que habían sido ellos los causantes de la amputación.

Agustín Espinosa lleva unos seis años representando el papel del general Antonio Gutiérrez durante la recreación de la Gesta. En la tarde de ayer, nada haría pensar que Espinosa y Jonathan Cabrera debían enfrentarse horas más tarde en una cruenta batalla. El segundo de ellos interpreta desde hace algún tiempo al capitán Hood, quien se encargó de sustituir al propio Horatio Nelson durante la recapitulación, puesto que el contralmirante permanecía en el navío Theseus con fuertes dolores tras la amputación de su brazo derecho.

"Lo que pocas personas saben es que Antonio Gutiérrez sufría, durante los días del ataque inglés, fuertes ataques de asma", explicó Espinosa, quien destacó la importancia del personaje al del que se encarga, al que "se le malinterpretó por haber dejado que los ingleses desfilaran por las calles de Santa Cruz tras la batalla con sus armas. Pero lo que la gente no sabía entonces es que no había guardias suficientes que pudieran vigilar a los presos, por lo que el general no tuvo más remedio que dejarlos marchar", relató Agustín Espinosa.

El santacrucero que se pone en la piel del general Antonio Gutiérrez hizo suya ayer la afirmación del presidente de la Asociación Histórico Cultural Gesta del 25 de Julio de 1797, Javier Gorostiza: "Todo el mundo habla de la derrota del almirante Horatio Nelson, pero nadie habla de la victoria del general Gutiérrez". "Hay que darle mayor importancia a la hazaña protagonizada por los tinerfeños", exigió Espinosa, quien recordó que, este año, la recreación ha adquirido un matiz más humano puesto que trata de rendir homenaje a los 24 tinerfeños que murieron durante la contienda. "Se les dio un trato honroso tras su fallecimiento, puesto que se encuentran enterrados en la Iglesia de la Concepción de Santa Cruz y queremos que ese trato continúe estando a la altura de lo que hicieron", explicó.

Las personas que ayer paseaban por Santa Cruz de Tenerife tuvieron la oportunidad de descubrir la hora que era de una forma muy curiosa: a través de las salvas de cañón que los diferentes bandos realizaron a cada hora en punto. Un año más, los más pequeños de la casa fueron los que más disfrutaron y, al mismo tiempo, los que más sufrieron los fuertes ruidos producidos por los disparos, que se intensificaron a partir de las nueve de la noche, cuando las amistades quedaron a un lado y los soldados de los dos bandos comenzaron a enfrentarse. Fue entonces cuando la acción se trasladó al exterior del Palacio de Carta.

Como ya viene siendo habitual, las gradas instaladas en la plaza de Candelaria se quedaron pequeñas para los numerosos curiosos que descubrieron cómo el general Gutiérrez y sus soldados repelieron el ataque inglés. Tras una batalla de media hora y la rendición de las tropas de Nelson reflejada en el ondear de una bandera de color blanco, las tropas se desplazaron hasta la plaza de España, donde se escenificó el cuadro La capitulación, pintado por Pedro de Guezala en 1959. En la pintura se muestra el momento de la firma entre el General Gutiérrez y el capitán Hood. Más tarde, y como novedad, se llevó a cabo la celebración de la victoria tinerfeña en el campamento de la alameda del Duque de Santa Elena con una muestra de danzas tradicionales de Canarias de época a cargo del grupo Tajaraste.

Tras los acontecimientos que hoy reciben en nombre de Gesta del 25 de julio, Santa Cruz de Tenerife recibió el título, entre otros, de invicta. Agustín Espinosa recordó ayer, minutos antes de que se iniciara la recreación, que "en España solo existen dos ciudades con este título: Zaragoza y Santa Cruz de Tenerife". Pero los actos conmemorativos de la Gesta no terminan aquí. Las actividades continúan hoy en el Centro de Historia y Cultura Militar de Canarias, ubicado en el antiguo Fuerte de Almeyda, donde, a las 12:00 horas, tendrá lugar el homenaje a los caídos en los combates. Además, se realizará una visita guiada por las salas dedicadas a este acontecimiento y se inaugurarán dos nuevas exposiciones.

Por su parte, mañana, unidades del Mando de Canarias participarán en una retreta militar floreada a partir de las 19:30 horas, que se celebrará por las calles de Santa Cruz de Tenerife, con la participación de la Banda de Guerra número 2 de la Brigada de Infantería Ligera Canarias XVI. Esta actividad rinde homenaje a los soldados españoles, milicias canarias y ciudadanos de Tenerife que, bajo las órdenes del general Gutiérrez, defendieron la Isla del ataque inglés. El Mando de Canarias realizará un recorrido por lugares emblemáticos donde tuvieron lugar los combates, comenzando en la plaza Weyler, recorrerá la calle Castillo, Teobaldo Power, plaza del Chicharro, alameda del Duque de Santa Elena, plaza de España y de Candelaria. El lunes, a las 19:30 horas, tendrá lugar la procesión del Apóstol Santiago a partir de las 20:00 horas tras la misa en la Parroquia Matriz de Nuestra Señora de la Concepción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine