Una vida dedicada al Mencey

Tras 50 años como conserje en el hotel, Ricardo Santana dice adiós al establecimiento con motivo de su prejubilación - Atendió a personajes como Sofía Loren o Julio Iglesias

15.07.2016 | 15:20
Ricardo Santana Rodríguez en el Iberostar Grand Hotel Mencey.

Ricardo Santana Rodríguez es una de las caras más conocidas en la historia de Iberostar Grand Hotel Mencey. Mañana, y tras casi 50 años de absoluta dedicación a la conserjería del mismo, este vecino tan querido en Santa Cruz dice adiós al hotel capitalino con motivo de su prejubilación.

Santana ha dedicado por completo su vida laboral a la misma empresa. Comenzó a trabajar como mozo de equipajes en el hotel en 1968, cuando solo tenía 14 años. Su disposición y actitud hicieron que se ganara la confianza de los clientes y de sus compañeros, algo que le llevó a ir creciendo laboralmente dentro del hotel, pasando a ser, con los años, segundo conserje y, finalmente, primer conserje, liderando uno de los departamentos más importantes en la historia de la hotelería en lo que a la atención de los huéspedes se refiere.

Por la retina de Santana, y por sus manos, han pasado todas las personalidades que han visitado la Isla a lo largo de los años, desde los reyes eméritos Don Juan Carlos y Doña Sofía, a Don Felipe y Doña Letizia, pasando por todos los presidentes del gobierno que se han alojado en el hotel, actores y actrices, como la popular Sofía Loren, o cantantes como James Brown, Jennifer López o Julio Iglesias, de los cuales guarda gratos recuerdos que quedarán para siempre en su memoria.

Santana siempre ha prestado su máxima atención y voluntad a la impecable atención y servicio a cada huésped del hotel, una dedicación que le llevó a vivir anécdotas como el día en que tuvo que subir un secador a la habitación de James Brown cuando este lo solicitó, encontrándose con el cantante calvo, quien le explicó que llevaba siete pelucas para sus conciertos, para las que había solicitado el secador o el día en que tuvo que gestionar que Julio Iglesias pudiera encontrar ropa para cambiarse tras haberle extraviado las maletas en el aeropuerto.

Santana ha sabido adaptarse a los tiempos, formando parte hasta la fecha del equipo de recepción del hotel, departamento en el que actualmente está integrada la conserjería, y yendo mucho más allá de la atención al cliente, realizando trabajos del departamento de recepción de la mano de las nuevas tecnologías y la informática conforme han ido llegando a nuestras vidas.

Han sido 48 años de vida, de dedicación, de compañerismo y de familiaridad en Iberostar Grand Hotel Mencey, un espacio en el que siempre quedará presente la huella que ha dejado Ricardo Santana, un trabajador ejemplar y una fantástica persona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine