El Cabildo abre el proceso para remodelar el Intercambiador con 2 millones de euros

Las obras comenzarán este año y mejorarán los accesos y el confort de los pasajeros - La estación no se cerrará durante los trabajos pero sí se desplazarán algunos servicios

11.07.2016 | 02:11
Los pasillos del intercambiador de guaguas de Santa Cruz de Tenerife.
Los pasillos del intercambiador de guaguas de Santa Cruz de Tenerife.

El Cabildo invertirá dos millones de euros en obras de mejora del Intercambiador de Guaguas de Santa Cruz, que incluyen trabajos de reparación, de mantenimiento y de mejora de la funcionalidad del servicio y del confort de los usuarios, "adaptando la infraestructura a nuevas normativas y a circunstancias no previstas en el proyecto original".

Según se indica en el proyecto que ejecutará la Corporación insular, y al que ha tenido acceso la opinión de tenerife, las actuaciones han de compatibilizarse con el mantenimiento del servicio de guaguas de Titsa, pero algunos de los trabajos sí obligarán al desplazamiento temporal del servicio a las dársenas exteriores provisionales que ya operaron durante la construcción de la estación. De todas formas, y según aclaran fuentes del Cabildo tinerfeño, las incidencias que provocarán estas actuaciones de mejora del Intercambiador de Santa Cruz sobre el funcionamiento del servicio aún deben definirse con el director de la obra.

Se prevé que los trabajos comiencen este mismo año, pues la Corporación ya ha sacado a concurso público la ejecución del proyecto. Las empresas interesadas tienen hasta el próximo 22 de julio para presentar sus ofertas y deberán hacerlo en el departamento de Contratación de Titsa, en la calle Punta de Anaga, número 1. Una vez adjudicada la obra y firmada el acta de comprobación del replanteo, la entidad elegida contará con un plazo de seis meses para llevar a cabo el proyecto.

Las mejoras previstas incluyen, entre otras muchas actuaciones, la reordenación de los accesos desde el carril bus; la atenuación de vibraciones en los locales situados bajo la plataforma donde se encuentran las guaguas; el afianzamiento de los aplacados de fachada y mejora de las condiciones de los cerramientos; reparación de las juntas de dilatación y reposición de la rodadura en las dársenas, y mejora de la climatización y ventilación del recinto.

En este proyecto, elaborado por a+da asociados por encargo del Cabildo de Tenerife como modificación y actualización del proyecto anterior, contratado en 2010 y que fue redactado y aprobado pero que nunca se llegó a licitar, se propone la ejecución de una segunda rampa de acceso por la calle Fomento que "transforme la entrada de guaguas ya existente en entrada y salida, enfocadas ambas a la calle Álvaro Rodríguez López para permitir doble carril solo bus ascendente y descendente".

En el interior del edificio del Intercambiador esto permitirá eliminar un recorrido de 0,4 kilómetros por viaje, "con una economía global estimada por la compañía Titsa en 90.000 litros de combustible al año". La actual salida por la parte baja de la calle Fomento quedaría reducida a movimientos de segundo orden, "reduciéndose en igual proporción los ruidos molestos que dan lugar a quejas de los vecinos de la zona". Esta obra, en concreto, implica demoliciones y reformas de la estructura, "pero con arreglo al proyecto se podrán realizar sin interrupción del servicio de guaguas".

También se llevará a cabo la atenuación de vibraciones en los locales situados bajo la plataforma de guaguas urbanas. El proyecto original se redactó en el año 1994 con la normativa de la época, que no incluía el cálculo de vibraciones de los edificios ni el conjunto de disposiciones que hoy integran el Código Técnico de la Edificación. La intensidad de uso considerada fue la correspondiente a una flota horizonte de 90 vehículos, siendo 195 los que actualmente operan en el recinto.

"La crujía de fachada del edificio de garajes hacia el patio estaba destinada en el proyecto original a aparcamiento de guaguas y ha pasado a utilizarse como carril de circulación de paso entre los extremos norte y sur de las dársenas bajas. Por esta razón, se alcanza en este carril velocidades superiores a las que pueden considerarse propias de un área de maniobra, produciéndose vibraciones así como ruidos molestos al pasar los vehículos sobre las juntas de dilatación. También se han producido choques tangenciales contra la barrera del borde del patio que será necesario reponer", se dice en el proyecto.

En la planta baja del Intercambiador de Santa Cruz hay una reserva de locales cuyas posibilidades de uso se desea ampliar eliminando el impacto que producen los vehículos al cruzar las juntas y más en general atenuando todo lo posible la percepción de las vibraciones que su circulación induce en esa planta. Por otra parte, se repararán las juntas de dilatación del edificio, pues transcurridos más de 10 desde su ejecución, estas presentan un "deterioro considerable".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine