Senderismo

Antequera reina en Anaga

Una veintena de personas participan en la segunda ruta que organiza este año la Fundación Santa Cruz Sostenible - El camino, que parte de Chamorga, es de 5,5 kilómetros hasta la playa

07.07.2016 | 18:12

Oculta múltiples secretos que solo está dispuesta a revelar a quienes se toman la molestia de patearla y conocerla. Tan celosa es que la Fundación Santa Cruz Sostenible y la Universidad de La Laguna han tardado tres años en desentrañar buena parte de sus misterios para darlos a conocer a los tinerfeños y visitantes en forma de rutas organizadas como la que se realizó hace unas semanas, un camino que parte de Chamorga y concluye en una de las joyas que oculta el Macizo de Anaga: la playa de Antequera. Unos 5,5 kilómetros a recorrer.

Pese a que el sendero parte del cementerio de Anaga, los cerca de una veintena de participantes enuna de las rutas que se ha llevaso a cabo este año -fecha en la que ya se ha cumplido el primer aniversario de la declaración de Anaga como Reserva de la Biosfera- fueron convocados en la parada de guaguas de la playa de Las Teresitas a las 09:00 horas. Allí, una guagua les esperaba para llevarles hasta el comienzo del camino en Chamorga.

Antes de empezar a caminar -el sendero tiene 275 metros de ascenso y 910 metros de descenso- el guía de Patea tus montes, José María Pérez, le insiste a los participantes en la importancia que tienen los estiramientos antes de ponerse en ruta. "Hacer este tipo de rutas por Anaga es una asignatura pendiente para todos los que viven aquí", apunta Pérez, quien también explica que el descenso es suave pero que hay que tomárselo con calma para poder descubrir esta parte de Parque Rural de Anaga.

Tras los estiramientos, la veintena de participantes comienza a adentrarse en el monteverde. "A lo largo del camino encontraremos pequeñas edificaciones, como la zona de Las Casillas, pero también las cuevas-casas", especifica el guía a medida que el grupo se aproxima al Caserío de Las Casillas. "Hasta hace muy poco tiempo esta zona estuvo habitada pero ya no es así porque muchos de sus moradores se han hecho mayores", comenta.

En torno a un mapa de la Isla, los senderistas se reúnen para escuchar las explicaciones de Pérez, quien les advierte de que "estamos transitando por una zona que es como un tejado a dos aguas: por un lado, se puede ver vegetación del terciario y, por el otro, si se fijan el paisaje es totalmente diferente".

Una vez que el grupo deja atrás el Caserío de Las Casillas y comienza el descenso hacia el barranco, las tabaibas y los cardones se apoderan de casi todo el paisaje. A pesar de que todos los participantes saben que al final del recorrido, les espera la recompensa tras unas tres horas de caminata, aún hay que llegar al final del cauce del barranco. "Tenemos que intentar conservar todo esto pero siempre teniendo presente que hay que respetar las costumbres y la vida de las personas que aquí habitan", dice Pérez.

Por tercer año consecutivo, la Fundación Santa Cruz Sostenible ha organizado nueve rutas, que arrancaron el pasado 4 de junio y concluirán el próximo 22 de octubre, a las que cada año se suman más participantes. Si el pasado año fueron seis las rutas ofertadas y participaron unas 400 personas, en esta nueva edición son nueve las rutas y ya están completas al 75%.

A medida que se recorre el barranco, el sonido del viento deja paso al ruido del mar. Poco le falta a los senderistas para poder hundir los pies en la arena grisácea de una de las playas, cuya belleza reina en Anaga, Antequera. Una vez allí son muchos los que se atreven a zambullirse en las frías aguas durante la hora que tienen de descanso. Pasado ese tiempo, las zódiac de Náutica Nivaria les devuelven al mismo punto en el que comenzó el camino: la playa de Las Teresitas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine