El árbol del mes

Pétalos para lucir en un collar

Las flores de la plumeria son mundialmente conocidas puesto que con ellas se realizan los adornos ornamentales de bienvenida en lugares como Hawai

02.07.2016 | 22:25
Pétalos para lucir en un collar
Pétalos para lucir en un collar

"Santa Cruz es un jardín". El catedrático de Botánica de la Universidad de La Laguna, Wolfredo Wildpret, podrá estar obsesionado con las plantas que crecen en la capital pero lo cierto es que caminar por sus calles es hacerlo por un auténtico parque botánico. Para algunos hacen de hamacas o son el sitio en el que los pequeños encuentran un lugar para jugar al escondite. Para otros es una simple excusa para hacer un alto en el día a día, admirarlos embelesados y seguir camino. Cada uno de estos seres vegetales que embellecen Santa Cruz de Tenerife merece ser conocido. Este mes le toca el turno a la plumeria.

Las flores de la plumeria son mundialmente conocidas y asociadas al estado estadounidense de Hawai. Sin embargo, la belleza de este árbol caducifolio se puede disfrutar también en Canarias y, en especial, en lugares como Santa Cruz o La Laguna. El botánico tinerfeño Wolfredo Wildpret reconoce la espectacularidad de esta planta y destaca el ejemplar que se encuentra cerca de la Rambla de Santa Cruz, en una villa privada que se encuentra en el camino de subida hacia las Escuelas Pías.

Las flores de la plumeria son mundialmente conocidas puesto que en Hawai se utilizan normalmente para hacer guirnaldas para dar al visitante como un signo de amistad y paz y para decorar las fiestas de las bodas. Además, estas plantas son muy duraderas y, en sus países de origen, pueden llegar a ser centenarias.

La plumeria rubra es la especie más común y generalizada en todo el mundo, y la que se puede encontrar en las calles de Santa Cruz en la actualidad, y sus flores son de color un color variable que va desde el blanco hasta el rojo y el amarillo. En especial, se trata de la variedad acutifolia es la más resistente al frío con grandes flores blancas con un corazón amarillo y es muy fragante.

A pesar de que los nombres comunes por los que se conoce a este vegetal en España son, por ejemplo, alhelí, franchipán, sacuanjoche o suche, en Canarias se conoce simplemente como plumeria o frangipani, como también se las denomina en Málaga. Se trata de una especie que prospera en la zona tropical de América y cuenta con hasta ocho especies de árboles y arbustos originarios de América Central que son muy conocidos por sus flores intensamente fragantes.

Los árboles se distribuyen desde la baja California Sur hasta países de Sudamérica como Bolivia y Brasil. En algunos países como Nicaragua este vegetal adquiere tanta importancia que se ha convertido en uno de los símbolos nacionales. Asimismo, en algunas de zona de Oriente, como en India, los budistas y los mahometanos lo han convertido en un símbolo de inmortalidad debido al extraordinario poder en la producción de sus hojas y flores.

Por esta razón, se planta mucho cerca de los templos y los cementerios y las tumbas se cubren a diario con una inmensa capa de las flores frescas de estos árboles. Por otro lado, los hinduistas usan las flores para hacer ofrendas a sus dioses y se emplean para realizar alfombras florales que dan entrada a lugares sagrados. De este modo, en muchos de esos países recibe el nombre popular de árbol o planta del templo.

Su nombre científico se lo debe a Charles Plumier, un botánico francés del siglo XVII que describió varias especies vegetales de la zona intertropical. Sin embargo, frangipani, que es el nombre con el que se conoce esta planta en varios idiomas, se debe a un marqués italiano de este nombre, que creó en el siglo XVI un perfume a base de esta planta.

Estos árboles pueden alcanzar los nueves metros de altura. Se trata de un arbolillo de hoja caduca que es ampliamente cultivado puesto que su ancha copa redondeada lo convierte en una especia muy demandada por ser muy decorativa. Es un vegetal que se distingue por sus flores de color rosa claro que se utilizan frecuentemente para decorar. En los trópicos, las flores, que son terminales y blancas, aparecen antes que las hojas y siguen brotando durante la mayor parte del año.

En los climas subtropicales las flores aparecen en primavera. Por su parte, la plumeria rubra, en su variedad acutifolia, suele verse con más frecuencia que la especie, y tiene flores blanco crema, a veces rosadas, con el centro de un amarillo oscuro. Es esta la variedad que puede verse de una manera más común en las calles chicharreras. El fruto de la plumeria es una vaina con numerosas semillas en el interior y que cuenta con forma de ala para ser llevada por el viento. Las semillas tardan varios meses en madurar y, en los climas mediterráneos, no cuenta con muchas vainas y las semillas no siempre maduran.

No obstante, a pesar de sus coloridos colores y de la divinidad que le otorgan algunos pueblos, no es todo bello en las plumerias. Y es que las ramas de este vegetal tropical, procedente del continente americano, contienen una savia lechosa que es venenosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine