Quién es quién en el callejero

Un explorador en las Américas

Juan de Grijalba, que da nombre a una calle en Ofra, participó en la conquista de Cuba y recorrió Centroamérica hasta que falleció en una batalla entre Honduras y Nicaragua

02.07.2016 | 22:25
Un explorador en las Américas
Un explorador en las Américas

Lucharon por el municipio, brillaron en sus campos o simplemente fueron vecinos humildes que por su generosidad merecieron el homenaje de Santa Cruz de Tenerife con una calle, plaza o parque con su nombre. Pero, ¿quién es quién en el callejero de la capital? la opinión de tenerife hace un recorrido por el mapa de Santa Cruz para ponerle cara a esos cientos de nombres y apellidos, muchos lamentablemente desconocidos. Hoy le toca el turno a la calle Juan de Grijalba, que se encuentra en Ofra y que honra la memoria de un explorador español que contribuyó a la conquista de territorios de Sudamérica.

Santa Cruz de Tenerife honra a numerosos conquistadores y expedicionarios españoles en su callejero. Los chicharreros pueden realizar de este modo un repaso por la historia de España y las que fueron sus colonias durante muchos años con solo pasear por las calles. Juan de Grijalba es uno de estos aventureros que dedicó su vida a viajar en barco en busca de nuevos lugares y que entró en contacto con diversos pueblos del sur de América. Grijalba nació en Castilla en 1490 y murió en Honduras en 1527.

Fue un descubridor y conquistador español que participó en la exploración y conquista de Cuba junto al adelantado Diego Velázquez de Cuéllar, de quien fue capitán. A lo largo de su vida también participó en la exploración a las costas mexicanas, entre las que destacaron la exploración de Yucatán y de Tabasco, así como en la de territorios del norte en el actual Estado de Veracruz y el Golfo de México y en la conquista de Honduras, en la que pereció.

Cuando aún era muy joven viajó a la isla caribeña de La Española, desde donde partió, en 1511, con la expedición de Diego Velázquez de Cuéllar a Cuba. Siete años después, en 1518, Velázquez de Cuéllar, quien ya por entonces era gobernador de Cuba, organizó una expedición hacia las tierras de Yucatán y el mando del viaje recayó en Juan de Grijalba, a quien algunas fuentes citan como su sobrino.

Victoria sobre los nativos

A lo largo de esta exploración, descubrieron las costas de la isla de Cozumel, a la que llamaron Santa Cruz de Puerta Latina. En aquel momento, el marino pensó que estaba navegando entre dos islas y nombró la península de Yucatán como Isla Rica. Se encargaron de explorar todo el litoral del norte de la península y parte de las costas del golfo de México y, durante uno de los desembarcos, Grijalba y sus hombres mantuvieron un combate y vencieron a los nativos. Durante este recorrido, descubrieron lo que más tarde sería la provincia de Tabasco y el río que hoy lleva su nombre, el río Grijalba, así como el río de Dos Bocas; y el Tonalá, al que bautizaron con el nombre de Santo Antón.

A pesar de que habían conocido la riqueza del imperio azteca y se encontraban bastante cerca, la falta de provisiones forzó el regreso a Cuba. Allí, Diego Velázquez de Cuéllar le recriminó que no hubiera establecido ninguna colonia en las tierras visitadas, por lo que fue destituido. Grijalba se puso entonces a las órdenes de Pedro Arias de Ávila, quien estaba iniciando las exploraciones de América central.

En el año 1523 acompañó a Francisco de Garay en un viaje de exploración al Golfo de México y la Península de Florida pero, una vez en Veracruz, Grijalba y otros capitanes se amotinaron contra el hijo de Garay y hostigaron a la población nativa provocando una sublevación indígena. Tras la intervención de Gonzalo de Sandoval, Juan de Grijalba y los capitanes amotinados fueron llevados de regreso a Cuba. El expedicionario murió cuatro años después, en 1527, en un viaje a la zona de Honduras y Nicaragua, durante un enfrentamiento armado con indígenas centroamericanos pero, gracias a su testimonio, los españoles conocieron la existencia del Imperio azteca.

En el año 1604, el virrey Juan de Mendoza y Luna Marqués de Montesclaros autorizó la propuesta de las autoridades coloniales de la Provincia de Tabasco, para que a la población de Villahermosa de San Juan Bautista le fuera cambiado el nombre por el de San Juan de Villahermosa en honor a Juan de Grijalba, el descubridor de Tabasco.

Sin embargo, la contribución de esta familia español en la conquista de Sudamérica no se limita a Juan de Grijalba. Francisco de Grijalba se encontraba en el año 1518 en Cuba y figura en la lista de los conquistadores de México que llegaron con Hernán Cortés en 1519. Fernando de Grijalba también viajó bajo las órdenes de Cortés y murió en una de las misiones. Por último, Rodrigo de Grijalba también llego a la Nueva España en 1520.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine