El Consistorio admite el colapso que sufren las Unidades de Trabajo Social

02.07.2016 | 03:09

El Gobierno local de Santa Cruz (CC y PP) admitió en el pleno celebrado ayer, a raíz de una moción presentada por Sí se puede, el colapso que sufren las Unidades de Trabajo Social (UTS) en el municipio para atender a las personas que peor lo están pasando, las cuales sufren largas listas de espera. Por esta razón, el pleno aprobó estudiar la aplicación de mejoras para ofrecer un mejor servicio en las UTS, contando con la participación de profesionales y entidades del sector.

"Si hay problemas en las Unidades de Trabajo Social de la capital, debemos afrontarlos", manifestó el alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez, quien también aprovechó para exigir al resto de administraciones, Estado, Gobierno canario y Cabildo, que "se mojen en la atención social a los ciudadanos, porque es injusto que el Ayuntamiento esté solo en esto".

De todas formas, Bermúdez destacó que desde el año 2011 "ha mejorado de forma exponencial tanto la atención que se da a los usuarios, como los fondos que destinamos a ayudas sociales y el tiempo de respuesta". En 2015, se otorgaron 19.000 ayudas básicas por valor de más de cinco millones de euros. En el primer trimestre de este año, ya se ha incrementado en un 23% el número de prestaciones concedidas. El área de Hacienda aportará un millón de euros más al IMAS (Instituto de Atención Social), quitando recursos de otras áreas, para poder dar respuesta a las ayudas que se están solicitando.

Por su parte, el concejal de Atención Social, Óscar García, del PP, recordó que cada trabajador social dentro de las UTS atiende diariamente a unas 20 familias, "cada una de las cuales cuenta con un plan de intervención personalizado que determina su itinerario y la ayuda prevista". Asimismo, anunció que se incorporarán nuevos trabajadores a las UTS para mejorar la atención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine