La OMIC tramitó durante el pasado año casi 2.000 reclamaciones

La Oficina de Información al Consumidor publica sus recomendaciones ante el periodo de rebajas que da comienzo este viernes 1 de julio

01.07.2016 | 10:02
La OMIC tramitó durante el pasado año casi 2.000 reclamaciones

Casi 2.000 reclamaciones fueron presentadas durante el pasado año en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), un servicio de asesoramiento ciudadano que ya ha lanzado una serie de recomendaciones de cara al inicio, hoy, del período de rebajas veraniegas con el objetivo de promover un consumo seguro y responsable durante este período. A este respecto, la OMIC quiere dejar claro que las rebajas solo implican una reducción en el precio de los productos, no así en los derechos que asisten a los consumidores.

La concejal responsable de la Oficina, Yolanda Moliné, ha explicado a este respecto que las rebajas suponen una magnífica oportunidad de negocio para el sector comercial de la ciudad y también para que los consumidores puedan adquirir producto y servicios en condiciones ventajosas, "siempre desde un punto de vista responsable".

Moliné destacó el trabajo que desarrolla el personal de la OMIC en la defensa de los derechos de los consumidores, una gestión que el año pasado se cerró con la atención de más de 5.000 consultas y 1938 reclamaciones.

Entre las recomendaciones de cara a las rebajas, la Oficina Municipal de Información al Consumidor aconseja realizar una lista de lo que se pretende adquirir, así como fijar un presupuesto previo y respetarlo, para evitar compras compulsivas o imprevistas.

La OMIC recuerda que los derechos de los consumidores que se protegen se relacionan con diversos aspectos que deben respetar la garantía regulada y la calidad de los productos, la aportación de la factura de compra y el acceso a abonar estas adquisiciones con los mismos sistemas de pago que en el resto del año.

Por otra parte, los productos ofertados deben ser de la presente temporada y no presentar defectos, así como, los comercios deberán aceptar las devoluciones o cambios de productos defectuosos, deteriorados o desparejados, cuya venta está expresamente prohibida en los períodos de rebajas.

Otro aspecto importante para los consumidores, lo constituye la publicidad de los productos ofertados tanto en rebajas como en cualquier otra época del año ya que tienen valor contractual y por tanto permite a los consumidores exigir las condiciones publicadas a través de la misma.

Hay que tener en cuenta como consumidores, a pesar de que la normativa establezca dos períodos de rebajas al año, que el empresario no tiene la obligación de realizar la venta de productos con rebaja de precio, sin embargo, aquellos que elijan realizarlo, tendrán que cumplir con la normativa vigente de protección a los consumidores, relacionada con esta modalidad de venta. Además, existen otras modalidades de ventas que se distinguen de las rebajas, como son las liquidaciones y los saldos, con sus respectivas regulaciones.

Una de las características de la venta de productos en período de rebajas es que los productos ofertados deben estar a la venta con anterioridad a las mismas, en cuyas etiquetas y cartelería deben informar de forma clara e inequívoca de su precio original junto al rebajado, o bien, indicar el porcentaje de rebaja de forma clara. Además, y en cualquier caso, deben aceptar los mismos medios de pago que admiten el resto del año.

La OMIC resalta también la importancia de conservar los tickets o facturas de las compras, ya que se necesitarán ante cualquier posible reclamación, cambio. En cuanto al servicio de postventa y la aplicación de la garantía son iguales al resto del año, con independencia de que los productos se adquieran en rebajas.

La OMIC presta un servicio gratuito de protección de sus derechos en materia de consumo, pudiendo acudir a las dependencias de dicha oficina, ubicadas en las oficinas municipales del Parque de La Granja, para informarse adecuadamente antes de comprar un producto o contratar un servicio, así como reclamar en vía administrativa, y recibir asesoramiento, cuando consideren que sus derechos han sido vulnerados o se encuentren en una situación de indefensión en materia de consumo.

En este sentido, la OMIC de Santa Cruz de Tenerife constituye un medio adecuado para asegurar la protección de los derechos de los consumidores y usuarios, a través del asesoramiento y tramitación de sus reclamaciones, así como mediante el desarrollo de acciones formativas, previstas durante el año en curso.

Con el período de rebajas del verano, el consumidor debe tener en cuenta, además, que tiene los mismos derechos que en el resto del año, en cuanto a garantías de los productos, documentación de facturas, permanencia de la calidad e información veraz y clara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine