Todas las dependencias municipales de Santa Cruz serán accesibles en 2017

El Ayuntamiento destina 400.000 euros para realizar 16 intervenciones este año en colegios, oficinas y pabellones

28.06.2016 | 13:05
Exterior de las oficinas municipales de Ofra.
Exterior de las oficinas municipales de Ofra.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife invertirá 400.000 euros a lo largo de este año para realizar 16 intervenciones en diferentes dependencias municipales y lograr, de este modo, que sean totalmente accesibles. El concejal de Accesibilidad, Carlos Correa explica que ya se han determinado cuáles serán los enclaves que serán intervenidos este año y ya se está trabajando en los pliegos de condiciones y en la redacción del proyecto para que se acometan las mejoras. "Se trata de intervenciones fáciles en la mayoría de los casos, por lo que esperamos que estén finalizadas antes de que termine el año". Para el próximo año, añade, quedan por realizar una decena de trabajos.
Las intervenciones de este año se realizarán en los cinco distritos. Así pues, se llevarán a cabo en la sede administrativa de Ofra, la oficina del Distrito Anaga, la Biblioteca Pública José Saramago, el Centro de Empresas de la calle Suárez Guerra, la sede de la Sociedad de Desarrollo, el Palacio Municipal de Deportes, el Pabellón de La Salud, el Pabellón Ana Bautista, el CEIP Verodes y el CEIP Tomé Cano. Además, se trabajará en la oficina descentralizada y UTS de San Andrés y de La Salud y en la oficina del Distrito Centro–Ifara.

Carlos Correa asegura que "Santa Cruz se encuentra en un término medio en lo que se refiere a accesibilidad en sus dependencias municipales". "Tenemos espacios que son un claro ejemplo de lo que es un edificio accesible, como es el caso de las nuevas oficinas del parque La Granja", sentencia el edil, quien añade que, "de hecho, a esta oficina le estamos sacando el certificado Aenor de accesibilidad gracias a las buenas condiciones que presenta". El objetivo del Ayuntamiento de Santa Cruz es, por tanto, que todas las dependencias municipales se sometan a esta auditoria a lo largo de los dos próximos años para conseguir dicho certificado. En la actualidad, ninguna dependencia municipal cuenta con este documento.

El concejal recuerda que "el 4 de diciembre de 2017 tenemos que tenerlo adaptado y, si dejamos todas estas actuaciones para el próximo año, seguramente no llegaremos al plazo". De este modo, a lo largo de la segunda mitad de este año, y durante 2017, se irán sucediendo los trabajos en las dependencias municipales, mientras que se realizarán trabajos en el entorno urbano. Asimismo, el próximo año y en 2018 se realizarán las intervenciones de mayor envergadura en la calle. "El objetivo es llegar a 2019 con un porcentaje elevado de accesibilidad en la ciudad, no solo en los edificios municipales, sino también en el entorno urbano", sentencia Carlos Correa.

"La accesibilidad no tiene que ver únicamente con las rampas de acceso que pueden existir en un espacio, también hay que examinar las zonas internas para que cumplan con las condiciones mínimas, como el baño adaptado, los mecanismos de acceso a la información y todas aquellas medidas que contemplen la accesibilidad universal", relata el concejal popular, quien destaca que casi todos edificios en los que se tendrá que intervenir carecen de baño adaptado. El edil precisa, además, que "es ilógico que sean los espacios a los que primero acuden las personas más necesitadas, como las UTS, los que presentan más carencias en materia de accesibilidad".

El concejal recuerda que el Plan de Accesibilidad municipal contempla el grueso de las instalaciones deportivas y las oficinas administrativas, así como los espacios de infoaccesibilidad y el grueso de enclaves del entorno urbano. "Tenemos que empezar a corregir los errores que tenemos en la casa y por eso hemos comenzado ejecutando los trabajos en las propias dependencias municipales", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine