La concienciación llega a las aulas

El IES Anaga del barrio de La Alegría acoge la I Jornada de Voluntariado y Solidaridad con la participación de 12 ONG de la Isla

16.06.2016 | 14:59
La concienciación llega a las aulas
La concienciación llega a las aulas
Los alumnos pudieron ponerse en la piel de las personas discapacitadas y averiguar los secretos del comercio justo.
Los alumnos pudieron ponerse en la piel de las personas discapacitadas y averiguar los secretos del comercio justo.

El IES Anaga, ubicado en el barrio de La Alegría, se llenó ayer de buenos propósitos gracias a la I Jornada de Voluntariado y Solidaridad, una actividad que permitió que los más de 350 alumnos del centro vivieran una mañana diferente, repleta de demostraciones y charlas. Esta jornada tiene, como principal objetivo, concienciar y sensibilidad a la comunidad educativa en los valores de paz, solidaridad, diversidad, igualdad y tolerancia. Las actividades estuvieron organizadas por los alumnos del propio centro educativo, junto con el Cabildo de Tenerife, a través de la campaña de promoción del voluntariado en los jóvenes Cuenta conmigo.

La jornada comenzó a las diez de mañana con el acto inaugural en el que fueron entregados una serie de diplomas de agradecimiento a los representantes de cada uno de los 12 stands que se pudieron visitar ayer en la entrada del instituto. Asimismo, el centro quiso agradecer la implicación de los jóvenes estudiantes y también entregó varios de estos diplomas a los integrantes del comité organizador de esta I Jornada de Voluntariado y Solidaridad. Y es que, a lo largo de los últimos meses, un total de 12 estudiantes han trabajado para reunir a las diferentes ONG que ayer se dieron cita y que todo estuviera a punto para las actividades.

Fueron ellos, precisamente, los que dieron forma a la imagen del folleto que acompañó a los alumnos en la jornada y que incluía todas las actividades. Copia el gesto de la naturaleza y Sin pedir nada a cambio fueron los dos lemas creados para esta cita. Graciela Hernández y Claudia Pires, de 2.º de ESO, son dos de esas alumnas del comité organizador. Las jóvenes participan en muchas de las actividades que se organizan en el centro y hace meses se unieron a la tarea de dar forma a esta jornada tan especial.

"Durante este tiempo hemos tenido que buscar información sobre las diferentes ONG de la Isla para, así, poder elegir cuáles de ellas queríamos que estuvieran presentes en nuestro instituto", explicaron las jóvenes, quienes han asegurado que el trabajo realizado les ha permitido descubrir muchos secretos de las agrupaciones que existen en la actualidad en Tenerife. Fueron organizaciones muy variadas lasque ayer se dieron cita.

Hernández y Pires explicaron que, aunque eran muchas las posibilidad que tenían entre las que elegir, no quisieron que faltaran aquellas que trabajan con personas con discapacidad puesto que, "en el instituto tenemos un aula enclave y estamos bastante concienciados con esta realidad", explicaron. Además, destacaron que una de las cosas que más les había sorprendido del transcurso de esta I Jornada de Voluntariado y Solidaridad era descubrir todas las actividades que pueden realizar las personas con discapacidad en diferentes escenarios.
De este modo, las demostraciones del uso de la joëlette, la silla todoterreno monorrueda, fueron de las más demandas a lo largo de la mañana. La agrupación Montaña para todos fue la encargada de explicar el funcionamiento de este aparato que permite la práctica del senderismo en cualquier tipo de terreno. Los alumnos tuvieron la oportunidad de subirse en uno de estos medios de transporte y comprobaron que las barreras desaparecen si las ideas son buenas.

La entrada del IES Anaga acogió diferentes mesas de trabajo en la que estuvieron presentes, entre otros, Cáritas Diocesana de Tenerife, que dio explicaciones sobre el comercio justo y la cooperación internacional, o Amnistía Internacional que instaló grandes murales en los que los jóvenes estudiantes pudieron escribir deseos y mensajes llenos de positividad.

Mientras todo eso sucedía en el exterior, en las diferentes aulas se sucedieron diferentes charlas y talleres a cargo de, entre otros, la agrupación de voluntarios de Protección Civil del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, que centró una de sus intervenciones en la prevención de incendios forestales. El jefe de la agrupación de voluntarios, Santiago Carlos Martín, explicó que estas charlas les permiten, no solo concienciar a los alumnos de la necesidad de cuidar el entorno natural, sino que también se dan a conocer ellos mismos puesto que, explicó, "en muchas ocasiones nos confunden con los miembros de la Policía Local y nosotros decimos que, aunque ambos cuerpos son profesionales, nosotros somos voluntarios, mientras que ellos son asalariados".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine