17 de mayo de 2018
17.05.2018
RETIRO LO ESCRITO

Déficit estratégico

17.05.2018 | 02:00
Déficit estratégico

La Agrupación Socialista Gomera -dicen que muchos socialistas exhaustos, descontentos o ausentes anhelan curbelizarse durante el próximo año- exige que en el descuento del 75% en los viajes marítimos entre las islas y con la Península incluya el automóvil. Porque, en efecto, y por sorprendente que parezca, el acuerdo entre el Gobierno del PP y Nueva Canarias no incluye el coche. Menos mal que ahí están los gomeros al quite para ampliar el chollo. Espero que a través de sucesivas propuestas de los partidos canarios se socialice todavía más el descuento. Podemos podría proponer incluir un café con leche y un bocadillo (vegano) en el 75%, en atención de los déficits nutricionales que se registran en el archipiélago. El PP quizás pudiera aventurarse impartiendo un máster en cada viaje a la Península o un ciclo de conferencias reconocidas por créditos en selectas universidades públicas para los traslados interinsulares. Ciudadanos debe seguir limpiando España y vigilará que los nacionalistas no se aprovechen de la situación y se pasen la vida yendo y viniendo a Cádiz para reventar financieramente al Estado. En cuanto a CC, en las próximas elecciones deberían incluir el gratis total para los viajeros y blindarlo en la próxima reforma del REF sin dejar de pedir a Chago Melián que le ponga música al acontecimiento histórico.

Me parece encantador este triunfal entusiasmo al que nos sumamos todos, y yo el primero, para que desplazarnos por cielos y mares nos salga más barato -a pobres y ricos por igual- y se ahorre a particulares y empresas varios cientos de millones de euros al año. Es un ahorro un poco extraño, porque al fin y al cabo resulta posible gracias a nuestros impuestos -y a los impuestos de ciudadanos de toda España- pero no discutamos detalles que pudieran resultar enojosos. Lo que no se ve por ninguna lado, eso sí, es una estrategia para el desarrollo del país ni un consenso razonable y articulado sobre las reformas políticas, institucionales y económicas que necesita Canarias para sobrevivir en el contexto de un Estado en crisis, una situación fiscal muy comprometida, una democracia parlamentaria erosionada y una globalización económica para la que seguimos muy malamente dotados. La metodología del quehaydelomío nos embriaga. Y es exasperante. Porque las principales reformas están competencialmente en nuestras manos y su coste -casi siempre lo tiene- es en todo caso lo que se debería negociar con el Gobierno central después de llegar a acuerdos políticos y parlamentarios amplios. En el futuro, después de las próximas elecciones generales, no habrá posibilidad de negociar con gobiernos monocolores o a los que baste un apoyo parlamentario aislado. Ese modelo de negociación está a punto de finalizar: es una de las consecuencias del fin del bipartidismo imperfecto característico de la política española de los últimos treinta y cinco años. La metodología de la negociación cambiará y los objetivos centrales -una vez negociado y aprobado el REF en su integridad- deben desplazarse a ámbitos estructurales. Por citar apenas cuatro:

a) Una reforma institucional para conseguir unas administraciones públicas que no se solapen, que sean eficientes y eficaces, que tengan capacidad real de planificación y al mismo tiempo respeten la potencialidad de la actividad privada. Una despartidización de entidades de sujeción parlamentaria como la Audiencia de Cuentas, el Consejo Consultivo de Canarias y el Diputado del Común.

b) Una política demográfica para enfrentarnos al envejecimiento de la población.

c) Una reforma educativa que inyecte más recursos económicos, revise los planes de estudios e impulse el inglés como lengua vehicular en la escuela canaria. No hay economía del conocimiento posible con el actual nivel de gasto en educación en la escuela y en la universidad, ni co universitarios que se alegran porque se les ha liberado de demostrar su competencia en el uso del inglés para acceder a un master. Las universidades deben ser instrumentos privilegiados para la internacionalización de la creatividad empresarial de las islas

d) Un rediseño e impulso financiero al raquítico sistema canario de I +D+I.

El descuento del 75% de los billetes de transporte está muy bien, francamente. Pero pensar el futuro del país y ponerse a hacer política no estaría nada mal. Al menos para que en el plazo de una década estas islas no sean un degradado balneario europeo, con un desempleo cronificado de entre un 15% y un 20% de la población activa, un estado de bienestar reducido a un asistencialismo básico y una democracia cada vez más cuestionada y cuestionable.

www.alfonsogonzalezjerez.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine