22 de abril de 2018
22.04.2018
EDITORIAL

El Sur gana músculo

22.04.2018 | 04:00

La apuesta por la calidad y la excelencia en Tenerife sigue dando sus frutos. Los establecimientos hoteleros de cinco estrellas han proliferado y las cifras hablan por sí solas. La Isla recibió casi seis millones de turistas en 2017 y, en lo que llevamos de año, pese al auge de los destinos del norte de África, Tenerife mantiene el pulso en la llegada de visitantes. Todas las rutas y compañías que operan con el mercado nacional desde los aeródromos han aumentado sus pasajeros durante el primer trimestre del año, según datos de AENA, que entre enero y marzo contabiliza algo más de dos millones de viajeros, lo que supone un incremento del 7,2% respecto al mismo período del año anterior. Las perspectivas para el verano son optimistas, con un crecimiento previsto de la capacidad aérea en torno al 7% y una veintena de nuevas rutas.

Estas cifras contrastan con las previsiones de Turespaña para Canarias, que observan, en su boletín trimestral de coyuntura turística, una notable pérdida de intensidad en la llegada de turistas internacionales al igual que en otras comunidades como Madrid, Andalucía y Valencia.

En todo caso, los distintos municipios de Tenerife deben articular sus planeamientos para propiciar que los inversores del sector hotelero fijen sus objetivos en el litoral tinerfeño y aporten calidad al destino. Es lo que ha ocurrido en Arona. Tras 25 años de parálisis, el Ayuntamiento ha desbloqueado esta semana el Plan Parcial de El Mojón en estrecha colaboración con la Junta de Compensación, un logro que permite iniciar la concesión de las primeras licencias turísticas, residenciales y comerciales, y la construcción de espacios verdes, culturales, educativos y dotacionales. Entre las equipaciones hoteleras, figuran dos establecimientos de lujo que completarán el paquete de cinco estrellas en el Sur.

El que probablemente sea el ámbito urbanístico más estratégico de Canarias podrá iniciar en breve su desarrollo tras más de dos décadas de parálisis que habían frenado en seco la puesta en marcha de grandes inversiones, espacios públicos y el desarrollo de proyectos para la construcción de nuevas infraestructuras hoteleras, lo que redundará en la creación de empleo directo e indirecto, crucial para la reactivación de la economía.

A las previsiones de crecimiento de Arona hay que sumar la inversión privada que ya está eligiendo el municipio para implantar y desarrollar sus proyectos y que, hasta ahora, se encontraba con ciertas trabas administrativas que han podido ser subsanadas, lo que permitirá, además, la generación de una mayor dinámica económica en torno a estos casi 900.000 metros cuadrados.

El municipio de Adeje también planifica su futuro. En los próximos ocho años, la inversión pública de diferentes administraciones en la mejora de los espacios turísticos podría sumar 135 millones de euros, a tenor de los proyectos que se están desarrollando y para los que han solicitado partidas presupuestarias a través del Plan de Inversiones Turísticas de Canarias. "Se trata de que la inversión pública esté acorde con la privada en la renovación y mejora de todos los espacios turísticos que dan sostén a nuestro destino", aseguró recientemente el alcalde, José Miguel Rodríguez Fraga, para quien el Plan de Modernización Turística (PMM) está surtiendo un efecto positivo y está promoviendo el objetivo principal, que era la renovación de los hoteles. Ahora las administraciones no deben quedar atrás y es preciso renovar y crear nuevos entornos, modernos y atractivos para los visitantes. La inversión privada en renovación y nuevos hoteles ya supera los 130 millones de euros, lo que, sumado a los proyectos públicos, haría que en los próximos ocho años se superen los 260 millones de inversión total.

Planificación, inversión e ideas son sinónimos de calidad y el visitante es cada día más exigente. Tenerife camina por la senda adecuada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine