04 de abril de 2018
04.04.2018

Enhorabuena, Máximo

04.04.2018 | 01:02

T VE programó la película Gladiator la noche del Jueves Santo. No fue Ben-Hur, ni Quo vadis, ni Los Diez Mandamientos. La elegida fue Gladiator, con el imponente general Máximo interpretado por Russell Crowe poniendo orden en el Imperio desde la arena del Coliseo, con Cómodo haciendo bueno al Nerón poeta y pirómano de Quo vadis, y con el emperador-filósofo Marco Aurelio siguiendo el canon del filósofo de cine. Ya es oficial: Gladiator es el nuevo clásico del cine de Semana Santa, a pesar de que en la película no salen los cristianos.

La imagen de Marco Aurelio que nos transmite Gladiator se resume en la escena en que el emperador recibe a Máximo mientras está trabajando en su estudio de campaña. Marco Aurelio es un hombre viejo y cansado, y pregunta: ¿"Por qué estamos aquí, Máximo"? Máximo responde al emperador tirando de manual: "Por la gloria del Imperio". Marco Aurelio insiste: "¿Qué es Roma, Máximo?". Y Máximo, un poquito enfadado, dice: "He visto mucho del resto del mundo. Es brutal, es cruel y oscuro. Roma es la luz". Marco Aurelio lamenta que desde que se convirtió en emperador ha tenido "cuatro años de paz entre veinte de guerra", y se pregunta cómo será recordado: "¿Como el filósofo? ¿El guerrero? ¿El tirano? ¿O más bien como el que devolvió a Roma la libertad restaurando la república?". Cualquier posibilidad sería históricamente válida... excepto la última. Pero, ahora que Gladiator se ha convertido en un clásico, hay que decir que Marco Aurelio no será recordado como el filósofo, ni como el guerrero, ni como el tirano, ni como el hombre que restauró la república en Roma, sino como el tipo que pretendió hacer de Máximo el salvador de Roma y que, por ello, murió asfixiado contra el pecho de su desagradable hijo Cómodo. El cine da y el cine quita. Y el cine nos ha quitado al Marco Aurelio filósofo, guerrero, tirano o libertador y nos ha dado un general-gladiador inmortal para el Jueves Santo: "Mi nombre es Máximo Décimo Meridio, comandante de los ejércitos del Norte, general de las legiones Félix, leal servidor del auténtico emperador Marco Aurelio. Padre de un hijo asesinado, esposo de una mujer asesinada. Y alcanzaré mi venganza, en esta vida o en la otra".

Lo has conseguido, Máximo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine