13 de enero de 2018
13.01.2018
Cine 'Tres anuncios en las afueras'

La América profunda y el buen cine

13.01.2018 | 01:15
La América profunda y el buen cine

La cinta Tres anuncios en las afueras es una de las sorpresas más agradables del presente año cinematográfico. Se trata de una obra de modesto presupuesto -para lo que es habitual en la industria norteamericana- y refleja esa América profunda de comportamientos rudos, pueblos entre montañas, sheriff con estrella sobre la camisa, sombreros vaqueros y locales de carretera donde suena música country. En teoría, se podría pensar que es difícil identificarse con ese ambiente y esa sociedad tan lejanos y característicos. Pero, más allá de la estética y los estereotipos, existe una condición humana que nos iguala en cualquier parte del planeta. Lo cierto es que Martin McDonagh, director y guionista de Escondidos en Brujas y Siete psicópatas, ha conseguido filmar una entretenida, divertida y reflexiva película con la que está cosechando numerosos aplausos y reconocimientos.

Una madre cuya hija ha sido asesinada considera que la Policía Local encargada de la investigación no se toma en serio el caso y decide pasar a la acción alertando sobre la pasividad de las autoridades. Para ello, coloca tres carteles a la entrada del pueblo con unos mensajes muy controvertidos sobre el jefe de la citada Policía. Tanto los funcionarios aludidos como los propios habitantes de la localidad se vuelven en contra de la progenitora, pero ella continúa adelante, denunciando en los medios de comunicación la corrupción y el racismo de los agentes del orden.

Entre los principales méritos del largometraje se cuentan unas magníficas interpretaciones de sus actores, unos diálogos y unos pasajes del guion muy mordaces y, sobre todo, la evolución de los personajes, que transitan entre el bien y el mal con sorprendente facilidad. Los villanos terminan realizando acciones heroicas y las víctimas pretenden convertirse en verdugos pero, en ambos casos, sin perder un ápice de credibilidad. La tranquilidad y la parsimonia de ese pequeño enclave de Missouri coexisten en armónica compenetración con la violencia sin poner en riesgo el concepto de vecindad. El resultado se traduce en casi dos horas de buen cine que arranca del espectador una sonrisa para, posteriormente, obligarle tragar saliva. Una combinación, sin duda,muy meritoria.

El filme reúne una serie de elementos que evocan otros títulos como Fargo o la más reciente Comanchería, compartiendo la misma visión de unas comunidades rurales donde todo el mundo se conoce y lleva a flor de piel los sentimientos más extremos. Individuos tan capaces de darte un abrazo como un puñetazo, de ayudarte como de tenderte una trampa. Auténtico filón para que un agudo cineasta ironice, critique y recapacite sobre la clase de seres que somos los humanos, desde la madre vengativa al agente autoritario, desde el jefe comprensivo al enano colaborador. Una fauna sumamente heterogénea, pero no tan diferente comopudiera creerse en un principio. A la espera de conocer el anuncio de las nominaciones a los Oscar, Tres anuncios en las afueras ya ha recibido el premio al mejor guion en la Mostra de Venecia y el galardón del público a la mejor película en los Festivales de San Sebastián y Toronto. Sus seis candidaturas a los Globos de Oro se han convertido en cuatro triunfos en las categorías de película de drama, guion, actriz principal y actor de reparto.Asimismo, el American Film Institute la ha escogidoentre las diez mejores cintas del año. Por tanto, cuando tanto la crítica como el público coinciden en sus valoraciones, es obvio que nos hallamos ante un trabajo que debe ser visionado.

Punto y aparte merece la extraordinaria actriz FrancesMcDormand, interpretando de un modo sobresaliente a esa madre atormentada, golpeada con reiteración por la vida y que, aun así, se esfuerza por dar la impresión de atesorar una fortaleza y una determinación sorprendentes y admirables. Ganadora de la estatuilla dorada de Hollywood por la ya mencionada Fargo, posee un largo currículum compuesto de actuaciones imprescindibles como las de Arde Mississippi, Casi famosos, Quemar después de leer o Agenda oculta. Le acompañan en el reparto unos también acertados Woody Harrelson, Sam Rockwell y Peter Dinklage.

www.cineenpantallagrande.blogspot.com.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine