07 de diciembre de 2017
07.12.2017
Dosis de autoayuda

Queridos Reyes Magos...

07.12.2017 | 09:47
Queridos Reyes Magos...

Queridos Reyes Magos: si por pedir fuera, ahora mismo podría escribir una lista interminable de cosas que deseo. Lógicamente de las primeras cosas que pediría sería la garantía de disfrutar de salud, dinero y amor junto a los míos, pero créanme que si por pedir se tratara, no solo pediría eso. Tengo una imaginación que traspasa los límites.

Una lección que he ido aprendiendo navidad tras navidad es que los tres disfrutan haciendo feliz a la gente, pero no dándolo todo hecho. Ya no somos niños y hemos de asumirlo. Por esta razón mi carta va a ser un tanto diferente. Tan solo voy a pedir una cosa. Algo que sé que voy a tener que trabajar el resto del año, pero que puede convertirse en el mejor de los regalos. Deseo un 'Frasquito de Actitud' que me ayude a mantener cinco hábitos necesarios para vivir en lugar de sobrevivir. He aprendido que el estilo de vida y las costumbres que elijo tener pueden ayudarme a prevenir enfermedades o, por el contrario, puede convertirse en un factor de riesgo para mi salud.

He de reconocer que el estrés forma parte de mi vida y para lidiar bien con él tengo que ser constante en la práctica de estos hábitos. Lo digo, más que nada, por esa tendencia a cuidarnos menos cuando pasamos por periodos de mucho estrés.

1- Mantener un hábito de alimentación saludable en mí día a día. Necesito actitud para no dejarme llevar por la prisa y falta de tiempo. No puedo olvidar que tener una dieta equilibrada, no para adelgazar ni engordar, sino para estar bien alimentada, ayuda a mi mente a tener una visión de vida organizada, ayudándome a mejorar la percepción sobre sí misma. Comprometerme con algo y comprobar que soy capaz de llevarlo a cabo, me aporta seguridad y sensación de control.

2. Mantener un hábito de ejercicio. Necesito actitud para no dejarme llevar por el cansancio y para que este hábito esté incluido en mis prioridades. No puedo olvidar que cuando practico ejercicio, estimulo la liberación de ciertas hormonas que se producen en mi cerebro y que afectan las regiones cerebrales responsables de las emociones, elevando así mi estado de ánimo y generando sensación de relajación y bienestar general.

3. Hábito de desconectar. Descansar mentalmente. Necesito esa dosis de actitud para empezar a hacer cambios y aprender a practicar un 'stop mental' no solo en vacaciones, sino aprender a evadirme mentalmente y tomarme unas horas o días para desconectar de la cantidad de preocupaciones o responsabilidades que van surgiendo. Tengo que aumentar la dosis de lo que me hace sentir bien.

4. Hábito de eliminar. No quiero huir. Quiero darme la oportunidad de cambiar o mejorar todo aquello que me insatisface. Ya se trate de una relación sentimental, de amistad o determinada situación laboral (salvo situaciones que dañen mi integridad). Pero sí necesito actitud para que si aun haciendo cambios la situación o relación me sigue insatisfaciendo, sea capaz de decir adiós a pesar del dolor que pueda suponerme. Las despedidas suelen ser dolorosas, pero prefiero pasarlo mal un tiempo que toda una vida.

5. Hábito de perdonar. Necesito actitud para poder mirar hacia atrás sin rabia, ya que eso solo me mata por dentro. No pretendo sentirme como si nada hubiera pasado. Simplemente aceptar que pasó, dejar atrás y seguir con la lección bien aprendida hacia adelante. La rabia y el rencor, es un peso que entorpece mi ritmo.

Ayúdenme a perseverar y desarrollar la voluntad con trabajo duro, energía y motivación. Sin acción no hay cambio, y sin fuerza de voluntad no hay acción. No cabe duda que crear hábitos saludables es necesario para combatir los problemas de salud mental.

Un besazo enorme a los tres de Tenerife vía Oriente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine