máscara y letra

Murgas juveniles, ¿solución al problema?

Desde hace mucho tiempo se ha hablado de la posibilidad de crear una categoría intermedia entre las infantiles y las adultas

23.10.2017 | 19:24
Murgas juveniles, ¿solución al problema?

El próximo Carnaval va a ser muy duro para nuestra cantera murguera. Vamos a perder a cuatro murguitas con bastantes tradición en nuestro Carnaval: Pita Pitos, Bambas, Paralepípedos y Tiquis Miquis. La que más años llevaba a sus espaldas eran los Bambas, con 34, por lo cuatro años de antigüedad de los Tiquis Miquis.

Desde hace mucho tiempo se ha hablado de la posibilidad de crear una categoría intermedia entre las infantiles y las adultas, que podrían ser las murgas juveniles. Vemos cómo muchas murgas tienen componentes con una media de entre 12 y 17 años, siendo los más pequeños una parte mínima de los planteles. Sin embargo, observamos cómo otras murgas buscan más a pequeños componentes con el fin de crear cantera y formar un bloque que dure varios años, aunque sea más complicado, sobre todo a la hora de ensayar. Pero a la larga obtienen mejores resultados con una perspectiva a largo plazo.

De todos es sabido que un niño de ocho años no tiene las mismas inquietudes que uno de 17, y esto quizás ha provocado que muchos padres sean reacios a juntar bajo a una murga a sus hijos pequeños con chicos más grandes. Mientras unos piensan en videojuegos, los mayores ya están pensando en buscar novia o novio. Otro de los problemas de crear una murga con niños pequeños es que prácticamente están descartadas para los premios, ya que todos sabemos que las voces hoy en día de las murgas con adolescentes tienen más opciones y se llevan los premios. Así, al crear una nueva categoría, pasaríamos a tener premiados en todos los concursos y quizás se potenciaría acercar a los menudos a los locales de ensayo y a las murgas infantiles.

La fuga de pequeños componentes es tal que se entrega el siguiente galardón: Premio Compinche. Cedido cada año por Sofocados, que distingue a la formación que lleva en sus filas el mayor número de niños más pequeños. Un galardón que, con el nombre de El Compinche -en recuerdo al carismático promotor de Sofocados Jesús Tosco-, se comenzó a entregar en el Carnaval de 2011. Así que vemos que es algo que se lleva fraguando desde hace tiempo.

Quizás el problema de introducir esta nueva categoría radica en saber en cuál de ellas se posicionarían los grupos actuales, que tienen el rango de edad hasta los 17 años.

¿Que tendríamos más murgas infantiles o juveniles? Lo lógico sería ser acorde con la mayoría de las edades de los componentes que tuvieran. De ser así, la gran mayoría de murgas tendrían que apostar por esta categoría juvenil y un par de grupos irían a la categoría infantil.

Es una posibilidad que como siempre lanzamos al aire para hacer más grande nuestro Carnaval y no perder lo más grandioso que tenemos, que son nuestros grupos.

www.grupomascarada.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine