lectores@laopinion.es CARTAS DE LOS LECTORES

Independencia

07.10.2017 | 00:41

Hay tres momentos en mi vida que pueden relacionarse con algunos aspectos de este tan controvertido tema del referéndum en Cataluña para su independencia.

1.- Corría el año 1953. Los carnavales estaban prohibidos, había una orden del gobierno civil de la provincia por la que los ayuntamientos debían impedir a toda costa que salieron personas disfrazadas a la calle. Pero en La Orotava, mi pueblo, nos conocíamos todos, o casi todos incluso con careta en el rostro. Por ello, era poco menos que una tontería que los guardias municipales que entonces los llamábamos celadores, corrieran tras las mascaritas para hacerlas regresar a sus casas o que se quitaran la careta. Y en muchos casos se hacían la vista gorda, como si no hubieran visto a nadie con disfraz.

Moraleja: Esto se puede comparar, salvando las distancias, dimensiones y objetivos, con lo difícil y comprometido que pudiera ser, para los mossos de la policía catalana, oponerse a sus vecinos, obedecer las órdenes del gobierno de Madrid, retirar las urnas y atajar el referéndum.

2.- Corría el año 1954, y un famoso catedrático de la ULL, algo extravagante, pronuncia un elocuente y agresivo discurso, en el teatro cine Atlante de La Orotava, dirigido a autoridades pero también a los niños y niñas de los dos colegios religiosos del municipio. Aunque el exaltado orador era falangista, camisa azul, su discurso resultó en esencia un mitin muy politizado y prohibitivo contra el Régimen franquista en plena vigencia. Pero los niños y niñas de nuestros respectivos colegios nos tragamos la para nosotros incomprensible perorata extemporánea del interfecto.

Moraleja: actualmente, acaba de ocurrir algo similar, con los niños de algunos colegios de Cataluña manipulados y llevados a manifestaciones independentistas.

3.- Sin embargo, si le quitamos hierro al asunto, el mejor golpe de humor que he leído en la prensa hace solo unos días, es el de un vecino del Puertito de Güímar que, igual que dicen los catalanes que "Madrid nos roba", este vecino pide independizarse de Güímar, porque alega convencido que "Güímar nos roba". Sin comentarios.

Los tinerfeños, todos los canarios, tienen la palabra. la opinión de tenerife pone a su disposición La columna del lector, una sección para resaltar por su interés y oportunidad la opinión de un lector entre las decenas de cartas recibidas a diario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine