Cine 'La montaña entre nosotros'

Aventuras y desventuras de una pareja poco corriente

07.10.2017 | 04:00
Aventuras y desventuras de una pareja poco corriente

Aunque los cineastas de Oriente Próximo sean muy poco conocidos para el gran público, comienzan cada vez más a manifestar una importante presencia en las ceremonias de entrega de los premios más prestigiosos y de los más populares. Asghar Farhadi ya atesora dos Oscars al mejor filme de habla no inglesa, además de haber estado también nominado en la categoría de mejor guion. Asimismo, Abbas Kiarostami ha sido frecuente ganador de los certámenes de Cannes y Venecia. Por su parte, Massy Tadjedin logró debutar con acierto en la pantalla grande con Sólo una noche, contando para ello con un plantel de célebres intérpretes y una relevante distribución internacional. Ahora es el realizador palestino con ciudadanía israelí Hany Abu-Assad quien, tras sorprender gratamente con Paradise Now (triplemente premiada en el Festival de Cine de Berlín de 2005) y Omar (galardonada en Cannes en 2013), aborda el proyecto de La montaña entre nosotros, una producción netamente norteamericana distribuida por una de las empresas más potentes del mercado anglosajón.

La cinta supone una mezcla de géneros entre los que se encuentran aventura y drama, y donde la naturaleza se alza como uno de los protagonistas principales del relato. De hecho, gran parte del metraje recae en la recreación de unos parajes naturales que sirven de reclamo visual para los espectadores. Pese a contar con una narración correcta, una cuidada ambientación y una pareja de solventes actores, flota en el aire una constante y dañina sensación de incredulidad sobre varios aspectos de la relación personal que proponen, así como sobre el ritmo y la intensidad narrativa necesarios que requiere una propuesta como ésta (que incluye dosis de acción). Transmite cierta artificialidad que acaba por afectar sin remedio a la proyección. La diversidad de orígenes de los personajes principales y su aparente incompatibilidad no evoluciona de un modo adecuado hacia esa química final que, conforme avanza el metraje, tiende incluso al romance.

En nada se asemeja a los anteriores trabajos de Abu-Assad. Aquí no existe la visión política, reivindicativa y de denuncia social que ha marcado sus éxitos de antaño. Tal vez sea ese alejamiento de su esencia lo que explique la orfandad del guion en cuanto a intensidad y verosimilitud, características habituales de sus títulos pretéritos que le han reportado la merecida fama. Aun así, y pese a que se evidencia la falta de implicación entre el creador y la obra, La montaña entre nosotros posee alguna virtud que merece ser resaltada y que reside principalmente en los imponentes escenarios naturales y en las dos interesantes actuaciones de la pareja protagonista.

Un cirujano que ha de desplazarse a Baltimore para realizar una operación de urgencia y una mujer que se dirige a contraer matrimonio coinciden en el mismo aeropuerto. Ambos sufren problemas en sus respectivos vuelos, siendo esta circunstancia el único punto que les une. En vista de la situación, deciden alquilar una avioneta para llegar a sus destinos con éxito. Sin embargo, la nave sufre un accidente y termina estrellándose en unas montañas nevadas e inhóspitas. Incomunicados y con la mujer herida, se enfrentarán al reto de la supervivencia y poco a poco surgirá entre ellos una inesperada atracción.

Idris Elba (Globo de Oro por la serie televisiva Luther y nominado por Beasts of no Nation y Mandela: Del mito al hombre) y Kate Winslet (actriz británica que cuenta en su haber con la estatuilla dorada por la devastadora y emocional El lector y con otras seis nominaciones al premio de la Academia de Hollywood) forman tan singular pareja. Ambos llevan a cabo dos interpretaciones meritorias que ayudan a mejorar el resultado final del largometraje.

www.cineenpantallagrande.blogspot.com.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine