21 de marzo de 2017
En corto

Inasequible a la gloria

21.03.2017 | 02:46
Inasequible a la gloria

El interés del ahora reeditado Stalingrado y yo viene de la aparente falta de interés del personaje, Friedrich Paulus, General del 6º Ejército alemán que en 1943 rindió Stalingrado. Paulus, buen funcionario, veía las opciones de defensa en función de la cantidad de combustible y las raciones de comida que se le enviaran, calculadas al detalle (así, tantas de chorizo, tantas de carne, de caballo para la cena, etcétera). Tratando de encender en él la llama heróica, Hitler lo hizo Mariscal (ninguno se había rendido en la historia alemana), pero fue inútil: Paulus prefirió la rendición a un final wagneriano. Los soviéticos lo dejaron volver a Dresde, RDA, 10 años después, y allí las autoridades comunistas lo pusieron al frente de un centro de estudios sobre la Guerra. Imaginarlo paseando las hermosas orillas del Elba metido en sus pragmáticos y oficinescos pensamientos resulta fascinante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine