26 de febrero de 2017
26.02.2017
La columna del lector

Partitocracia

26.02.2017 | 05:18

Los tinerfeños, todos los canarios, tienen la palabra. la opinión de tenerife pone a su disposición "La columna del lector", una sección para resaltar por su interés y oportunidad la opinión de un lector entre las decenas de cartas recibidas a diario.

Tanto los asentados como los emergentes. Parece una paradoja: lo que sucedía, recuerdo en mis años de adolescente, tras la guerra civil y el partido único, con las batallas de unos y otros para ganar la confianza de Franco cuando se olfateaban cambios, se repite ahora dentro de cada formación política; como si hubiera una suma de partidos únicos que persiguen la exclusiva del gobierno, sin dejar espacio a las minorías?, hasta que resulta casi imposible la mayoría.

Todos coinciden en valorar cualquier asomo de discusión o debate coram populo como división, que daña la imagen del partido. ¿Pero no es peor aún la sensación de monolitismo? ¿O el carácter de cementerio de elefantes que algunos apuntan para la Eurocámara? Nada tengo -apenas le conocía hasta ahora- contra Antonio Tajani, nuevo presidente del Parlamento europeo, pero tanto su trayectoria política como el proceso consensual para su designación, reflejan ese posible deterioro de los partidos.

El monolitismo interno lleva a la subordinación de los intereses de Europa, o de cada país, a los del propio partido. Así se observa incluso cuando se firman acuerdos -por ejemplo, en la línea del inicial "pacto de responsabilidad" de François Hollande con los empresarios franceses, para intentar superar un desempleo creciente; o de la gran coalición alemana socialdemócrata y democristiana-: en los balances, no se destaca tanto la contribución al bien común -viejo concepto actualizado y recuperado últimamente para el debate público-, como la mejora en la imagen o el posicionamiento del propio grupo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine