15 de enero de 2017
15.01.2017

Diez años del teléfono que transformó el mundo

15.01.2017 | 02:23
Diez años del teléfono que transformó el mundo

Hoy vamos a presentar tres productos revolucionarios. El primero es un iPod con pantalla panorámica y control táctil. El segundo, es un teléfono móvil revolucionario. Y el tercero es un disruptivo dispositivo de comunicación en internet. Y no son tres dispositivos distintos, es solo uno. Y lo llamamos iPhone. Hoy Apple va a reinventar el teléfono".

Y no le faltaba razón a Steve Jobs cuando pronunció esas palabras en la MacWorld Expo de San Francisco el 9 de enero de 2007. Aquel teléfono capaz de navegar por internet, enviar y recibir emails, hacer de navegador, darnos la predicción del tiempo, hacer fotos, grabar vídeos, organizar nuestra agenda y almacenar toda nuestra música no solo iba a cambiar la forma de comunicarse de todo un planeta, sino que iba a propiciar el nacimiento de toda una nueva economía global multimillonaria basada en algo nuevo: las aplicaciones.

Pese a que en aquel lejano enero de 2007 la App Store no era más que un nonato embrión, el iPhone abría el camino a un cambio en todo lo conocido hasta ese momento. Y no solo en lo tecnológico.

El 10 de julio de 2008 Apple ponía en marcha su App Store con 500 aplicaciones para que fueran descargadas directamente a cualquier iPhone. Menos de un año después, en junio de 2009, desarrolladores de todo el mundo habían creado ya más de 50.000 aplicaciones, disponibles oficialmente para el iPhone. En ese mismo periodo ya se habían superado los 25.000 millones de descargas.

Ese es posiblemente el gran cambio, la gran revolución que supuso el iPhone: las aplicaciones, que ya superan los dos mil millones en el App Store. Más allá de su pantalla multitáctil que permitía hacer por primera vez zoom con los dedos, más allá del cambio de paradigma que suponía para la industria de la telefonía la desaparición de los botones, y más allá de los chascarrillos -el de Steve Ballmer, por aquel entonces consejero delegado de Microsoft fue antológico-, las aplicaciones cambiaron el mundo.

Y aunque esta última afirmación pueda parecer excesiva, tan solo tenemos que mirar cuántas cosas hacemos a día de hoy con nuestro móvil y las aplicaciones. Usamos apps para comunicarnos, enviar mensajes y hablar con personas que están lejos o cerca. Tenemos apps para hacer fotografías, editarlas y compartirlas. Usamos apps para ver películas, seguir series y disfrutar de los deportes. ¡También hay apps para hacer deporte! Las usamos para controlar el peso, el colesterol, el ácido úrico... Transporte público y privado, banca, ocio, trabajo, prensa, radio, televisión... Todo gira en torno a las aplicaciones.

Y todo empezó el 9 de enero de 2007. Ya hace diez años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine