13 de enero de 2017
Retiro lo escrito

Un poquito más duro

13.01.2017 | 03:16
Un poquito más duro

Un compañero -que sin embargo no es amigo- se me escandaliza mucho. "¿Cómo no has prestado atención a lo que dice Asier Antona?". Le pregunto resignadamente qué es lo que ha dicho Asier Antona, con o sin pantalones puestos, y el compañero me replica: "Que el PP solo apoyaría una moción de censura contra el Gobierno de Clavijo si él mismo, Antona, fuera el candidato a la Presidencia". Me quedo mirando un rato al desdichado. Suspiro y le digo que sí, que había leído eso, pero que hace tiempo, demasiado tiempo, soy mayor de edad, y que huevonadas semejantes solo suponen una puerilidad que los periodistas no deberíamos seguir para darle a Antona -o a cualquiera que incurra en estas prácticas declarativas- la oportunidad de seguir jugando.

Por supuesto que Asier Antona jamás se verá en la preocupante tesitura de ser elegido presidente sumando los votos del PSOE, los de Podemos y Nueva Canarias. Es una perfecta necedad imaginarlo siquiera, pero el presidente (provisional) del PP canario no puede resistirse a la tentación de una nueva pirueta. Coalicioneros y conservadores han cerrado un principio de acuerdo sobre el que basar consensos parlamentarios. Pero eso es más o menos todos, pese a promesas, observaciones y condiciones esbozadas por el PP a Clavijo. Ni siquiera la incorporación del Partido Popular al Gobierno autónomo tiene fecha precisa y relato explicitado, aunque está claro que Antona ha pedido tres consejerías, una de ellas la de Presidencia y Justicia, sin excluir cruces de cargos en otros departamentos. Para Coalición este PP no será el de Bravo de Laguna ni el de José Manuel Soria. No será ya nunca más un socio complaciente, sino un comanditario exigente con una pizca de espíritu de vodevil y un fisco de sadismo refinado. Ah, si ya se hubiera celebrado el congreso del PP de Canarias. En ese caso Antona, investido presidente por los compromisarios, se mantendría fuera del Gobierno, contribuyendo discretamente (o no) a su incesante erosión política. La dirección del PP está convencida de que el proyecto de CC se encuentra en fase terminal y que su crisis definitiva significará un importante trasvase de votos hacia la derecha marianista en las circunscripciones de Tenerife y La Palma. Por tanto, con Coalición, bien ma non troppo combinando colaboración operativa con patadas bajo la mesa o, como en el caso que nos ocupa, un escupitajo en la cara en público y manitas cariñosas, ahora que no pueden vernos, en la ardiente oscuridad de los pactos repactados.

Antona no será -desde luego- presidente a través de una moción de censura, pero se tomará muy en serio que Clavijo no deje de sufrir por serlo. Para citar a un clásico no indigno de Cánovas del Castillo, don Asier se pasará el resto de la legislatura cantando a sus diputados la canción de El Tiburón: "Un poquito más suave/un poquito más duro/un poquito más suave/un poquito más duro?/No pares/sigue sigue/No pares/sigue sigue?". Un auténtico broder de la calle Real.

www.alfonsogonzalezjerez.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine