12 de diciembre de 2016
ÚLTIMA HORA
El Gobierno mantiene el nivel 4 de alerta y anuncia que la célula terrorista está desactivada
Azul y blanco

Bajadas inteligentes

12.12.2016 | 02:14
Corviniano Clavijo.

N os preparamos para más subidas de impuestos. Las más visibles (por ahora) son la de las bebidas alcohólicas, el tabaco y las bebidas azucaradas. Con ello el gobierno pretende que tengamos saludables hábitos alimenticios para evitar que las enfermedades nos ataquen y nos causen daño o deterioren nuestros cuerpos. El alcohol nos hace dependientes y genera problemas familiares y sociales. El tabaco se va fumando nuestra salud lentamente; y muchos cánceres están detrás de él. Las bebidas azucaradas nos llenan de michelines, al tiempo que son oxígeno para el colesterol malo, nuestra tensión se dispara y nuestro corazón puede llegar a explotar. Entonces la palmamos.

Los Gobiernos (el nacional y el canario) suben el IVA y el IGIC de estos productos, porque nos quiere sanos, fuertes e inteligentes.

Pero hay que ir más lejos, porque los canarios disponemos de productos muy sanos, presentes cada día en nuestras humildes mesas. Pongamos un ejemplo, que bien valdría que estuviera exento de todo impuesto, pues su materia prima proporciona los mejores nutrientes al nuevo modelo de ciudadano saludable que se fomenta.

Tras levantarnos, aún sin sol sobre el horizonte, tomamos un buen tazón de leche con gofio, mezcla de Granadilla, inyección energética que acompañamos con tres piezas de fruta de temporada. Tan sencillo. Cuán nutritivo. La hora de la comida la resolvemos con un potajito canario, hecho a base de legumbres de La Orotava, papas de Tacoronte y unas hortalizas de la Escalona. Finalmente, ya servido, le añadimos un chorrito de aceite de oliva de Arico. A la merienda nos tomamos un bocadillito de chorizo de Teror, acompañado de un zumo natural de naranja de La Gomera. Y para cenar (que ha de ser ligero, para evitar las malas digestiones y asfixias durante la noche) una ensalada de tomates del Sur, un vaso de leche de cabra herreña y un trozo de queso de Fuerteventura.

Entonces el Gobierno canario, inteligente, mataría dos pájaros de un tiro: mientras apuntalamos nuestra salud, el campo se beneficia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine