14 de noviembre de 2016
Máscara y letra

Menos dinero para la vestimenta

14.11.2016 | 01:25
La murga infantil Mamelones en el pasado concurso.

Todos los años solemos tener la misma percepción: los grupos del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife se gastan cada vez menos dinero en sus vestuarios. Todo esto a excepción de casos muy concretos de grupos que hacen que no se pierda la espectacularidad carnavalera, que recae fundamentalmente en la indumentaria.

Los grupos coreográficos han reivindicado que ellos nacieron con la esencia de crear un vestuario acorde con la coreografía que interpreten cada año, porque así se mantiene una línea de concordancia. Pero en la actualidad esto se ha perdido y vemos muchos grupos que se suben al escenario con mallas o bañadores y muchas de las veces representando coreografías que no son propias de la edad de los participantes. Por este motivo, un grupo reducido de este colectivo reclama volver al que fueron sus comienzos y valoran positivamente los nuevos cambios realizados en las bases del Festival para el próximo Carnaval 2017.

En las murgas pasa algo parecido, un mundillo en el que un grupo destaca en los últimos años por encima de los demás: la Sociedad Mamel´s. Los Mamelucos han hecho de la presentación una de sus señas de identidad y en la actualidad llevan cuatro premios seguidos, de un total de 18 primeros premios en este apartado. Siempre bajo el diseño de un genio, como es Javier Torres (autor del cartel del año 2016), siempre creando para Mamelucos, la que fue su casa murguera.

Así sucede en todas las categorías de nuestra fiesta, en las que siempre destacan algunos por encima del resto. En las murgas infantiles, Los Carricitos, Mamelones o El Cabito han sido fieles a las vestimentas espectaculares. En las Agrupaciones musicales pasa con Chaxiraxi o en las Rondallas, con Los Aceviños, sin que se nos molesten los demás. Pero, mientras, la gran mayoría lucha por tener buenas letras, repertorio, músicos.. Han apostado por lo estético, buscando la manera de innovar y consiguiendo nuevos tejidos, lentejuelas, plumas, purpurina?

Muchos ahora nos lapidarán diciendo que el disfraz no era la esencia de la murga, ya que, en un principio, se vestían con telas de saco, que en su mayoría provenían del transporte de azúcar. Pero con el paso de los años se ha apostado por el disfraz como seña de identidad de los grupos chicharreros. Tanto es así que se premian los apartados de presentación e interpretación, aunque muchas de las veces al primero no se le da la misma importancia que al segundo. Nos hemos quedado con la sensación, en muchos años, que el premiado en presentación no se alegra como debería o se ven como un premio de consolación.

El año pasado achacamos el bajón del nivel de los vestuarios de los grupos al poco tiempo que transcurrió entre Navidad y Carnavales. Prácticamente no hubo días en medio de una festividad y otra. Esperemos que el próximo año 2017, en el que el calendario está más espaciado, haya un mayor lucimiento de las fantasías o disfraces de los grupos de nuestro Carnaval.

Grupo Mascarada Carnaval

www.grupomascarada.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine