La columna del lector

Halloween

30.10.2016 | 04:10

Los tinerfeños, todos los canarios, tienen la palabra. la opinión de tenerife pone a su disposición La columna del lector, una sección para resaltar por su interés y oportunidad la opinión de un lector entre las decenas de cartas recibidas a diario.

Un susto inofensivo en Halloween puede ser divertido, pero nadie quiere que su querido animal de compañía enferme, se lastime o inclusive muera durante las festividades. Podemos lograr que Halloween sea un dulce en lugar de un truco para nuestros gatos y perros tomando algunas simples precauciones. Muchos animales no pueden resistirse a los dulces -con envolturas y todo- los cuales contienen ingredientes tóxicos como el chocolate o el xilitol. Mantengamos todos los dulces y otras golosinas fuera de su alcance, y hagamos lo mismo con las velas y las lámparas de calabazas, las cuales pueden causar quemaduras e incendios si se vuelcan.

Por lo general, disfrazarse no es muy divertido para los animales porque los disfraces pueden entorpecer su capacidad de ver, moverse y respirar, y algunos son simplemente incómodos. También pueden ahogarse si mastican partes pequeñas de sus trajes o estrangularse si se enredan. Dejemos los disfraces para los niños y permitamos a los animales ser adorables tal y como son.

Los visitantes disfrazados que lleguen a nuestras puertas pueden hacer que inclusive los animales más amigables se vuelvan asustadizos y propensos a morder o incluso a salir corriendo. Mantengamos a nuestros animales lejos de la puerta y asegurémonos de que tengan su microchip y lleven collares con placas de identificación con datos actualizados, por si acaso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine