La columna del lector

La esclavitud moderna

23.10.2016 | 01:56

Los tinerfeños, todos los canarios, tienen la palabra. la opinión de tenerife pone a su disposición La columna del lector, una sección para resaltar por su interés y oportunidad la opinión de un lector entre las decenas de cartas recibidas a diario.

Me decía un compañero docente, joven intelectual norteamericano, con muchas ganas de aprender que, habría que apagar la tele, dejar de ir al cole, aprender de los padres, leer los clásicos, y encontrar la historia de nuevo pensando por sí mismo. No le falta razón en esto; y tampoco al afirmar que la economía nos empobrece, la filosofía sólo elogia al Estado y la sociedad que resulta enriquece a la oligarquía. Se llame como se llame: capitalismo, socialismo, democracia o totalitarismo, hay menos libertad, más leyes aplicadas injustamente y una sociedad a la que le falta el valor para cambiar el sistema.

Ante el desánimo social, el pan y circo que nos ofrecen a diario los medios de comunicación, incentivando aún más el esperpento, lo chabacano, los enredos, comidillas y engaños. Nuestra sociedad acepta y aplaude todo esto, ignorando el esfuerzo personal, el amor hacia la cultura, el afán por ampliar conocimientos y los meritos de muchísimos de nuestros ciudadanos que se marchan de su país, porque el suyo no ofrece nada para avanzar en cultura, libertad y dignidad.

¿En qué niveles de envilecimiento especulativo y moral está gran parte de nuestra sociedad?

Ciertamente, de una Nación, como la nuestra, que deja marchar a los ingenieros, científicos y técnicos muy bien formados, que indulta por doquier a los ladrones de cuello blanco y que valora la mediocridad del cotilleo televisivo ¿qué podemos esperar? Una sociedad que permite a sus ciudadanos conseguir, con el mínimo esfuerzo, lo máximo, atropellando a quien se le ponga en su camino, utilizando medios no lícitos, a costa de lo que sea, nos hace pensar a más de uno que esto es una desfachatez.

Efectivamente, sufrimos la esclavitud moderna en su complicada e ignorancia voluntaria, pero seguimos sin cambiar absolutamente nada. En fin ¿qué podemos hacer? pues intentemos ayudar a los que quieren escuchar, leer, reflexionar, pensar, investigar, aprender y regenerarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine