Máscara y letra

La inscripción del olvido

17.10.2016 | 02:30
Los Bambones, en la final del concurso de murgas de la pasada edición del Carnaval de Santa Cruz.

Como todos los años, el Organismo Autónomo de Fiestas (OAF) se encuentra con la incertidumbre de que todos los grupos se inscriban en el plazo previsto para poder participar en los concursos del Carnaval chicharrero, ya que, en caso contrario, podrían participar en el Carnaval pero no en los concursos de su categoría.

El caso de la Rondalla de La Peña del Lunes 1965 en el pasado Carnaval no ha sido el único, ni seguramente el último. Pero sí llama la atención que este colectivo, en su 50 aniversario, cometa este error. Unos pensaron que iban los otros y los otros, que los unos, y al final no fue nadie. Como nos desvelaron fuentes de dicho organismo, este año fueron de los primeros en inscribirse. Pero los grupos son así: a principios de la semana pasada, a falta de unos días para el cierre de la inscripción, sólo la habían formalizado un poco más de la mitad de ellos, lo que hace como siempre que la sombra de la duda flote en el ambiente. La comparsa Los Valleiros también ha estado rápida en inscribirse tras su ausencia en el pasado Carnaval. Tiene ganas de quitarse la espinita tras quedarse viendo el concurso desde la grada tras 38 años seguidos en el Carnaval.

Pero la Peña del Lunes no ha sido el primer grupo en llegar tarde a una inscripción. En 2012, la comparsa Tropicana se quedó fuera del concurso al llegar tarde. Pero también nos podemos encontrar con el caso contrario: el de grupos que aunque se inscriban a tiempo no son aceptados por el OAF, debido al número de participantes en concurso y su procedencia. Eso le pasó en 2012 a la comparsa Carabao Guayana, de Puerto de la Cruz, que tras presentar la inscripción a tiempo, le comunicaron que el concurso no podía superar la decena de grupos y, por lo tanto, quedaron excluidos del concurso de ese año. Algo parecido le pasará a Noveleras y Refunfuñones, que se han inscrito en el próximo Carnaval 2017, pero al ser murgas del sur de la Isla y no pertenecer al municipio capitalino, quedan excluidas. Por ese motivo hay grupos que han tenido que cambiarse de local y de municipio para poder participar en el Carnaval chicharrero, como fue el caso en 2014 de la murga Troyanos, que nació en Candelaria pero rápidamente tuvieron que trasladar su sede a Santa Cruz para poder participar en el concurso.

El pasado viernes se cerró el plazo y esperemos que como ha sucedido en años anteriores, ningún colectivo se haya olvidado de inscribirse en el próximo Carnaval; al igual que deseamos que no hayan bajas de última hora con grupos que a día de hoy tienen dudas de participar por el número de componentes, falta de local?

Ahora sólo queda saber en qué orden participarán en los concursos, pero eso será en un par de semanas? Mientras tanto, seguimos descontando días para el Carnaval 2017.

www.grupomascarada.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine